Quienes lo tengan deben de abstenerse de utilizarlo

FACUA alerta de la retirada definitiva del mercado de los relojes Basis Peak por riesgo de quemaduras

Si el aparato se calienta puede derretirse y provocar lesiones en la piel. La empresa Intel, propietaria de la marca, indica que la base de carga también puede recalentarse y fundirse.

FACUA alerta de la retirada definitiva del mercado de los relojes Basis Peak por riesgo de quemaduras
Los relojes Basis Peak pueden sobrecalentarse y provocar quemaduras a las personas que los usan. | Imagen: mybasis.com.

FACUA-Consumidores en Acción alerta sobre la retirada definitiva de los relojes Basis modelo Peak, propiedad de la empresa Intel, por el riesgo de quemaduras que presenta su utilización. En concreto, se ha detectado que cuando el reloj se calienta, puede provocar molestias, ampollas o quemaduras en la muñeca, debajo del cuerpo del reloj, a la persona que lo lleva. Además, la base de carga puede sobrecalentarse y llegar a fundirse.

Los relojes Basis Peak fueron llamados a revisión por estas mismas razones el pasado mes de junio. Entonces, la empresa que los comercializa indicó a los propietarios que estaban trabajando para modificar el software del producto de manera que pudiera resolverse la incidencia. Sin embargo, según anuncian en su web mybasis.com, no han logrado obtener una solución, por lo que piden a los propietarios de los relojes que los devuelvan para recibir un reembolso completo del producto.

En la citada web se indica cómo devolver el reloj y solicitar el reembolso del precio que pagaron por él. La empresa ha dispuesto también un número de teléfono en el que resuelven las dudas a los consumidores afectados.

La alerta afecta a todos los relojes Basis Peak, independientemente de su fecha de fabricación o venta.

Estos relojes se venden en España desde noviembre de 2015, y desde un año antes en EE UU, lugar de origen de la marca. Se trata de un aparato que hace seguimiento del ritmo cardiaco y de la actividad física del usuario y se conecta con los dispositivos móviles para transmitir la información.

La empresa ha comunicado el problema de los relojes a las autoridades de Consumo de Madrid.

Los relojes han sido incluidos, con fecha de 23 de agosto, en la red de alerta de productos de consumo no alimenticios que coordina la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad.

Ya somos 190.548