Peligro para la salud pública

Intervenidas en Sevilla cuatro toneladas de tomates, melones y sandías tratadas con productos tóxicos

La Policía Nacional ha detenido a tres miembros de una misma familia con tres vehículos cargados de fruta y hortaliza no apta para el consumo, y que habrían robado en una finca de Dos Hermanas.

Intervenidas en Sevilla cuatro toneladas de tomates, melones y sandías tratadas con productos tóxicos
Los detenidos guardaban la mercancía en almacences clandestinos. | Imagen: Policía Nacional.

La Policía Nacional ha detenido a tres miembros de la misma familia, dos hombres y una mujer, tras ser sorprendidos con tres vehículos cargados de tomates y que presuntamente habían robado en una finca de Dos Hermanas (Sevilla), donde en total ha intervenido cuatro toneladas de tomates, melones y sandías tratadas con productos tóxicos y no aptas para el consumo.

Según ha informado la Policía, los tres arrestados supuestamente contaban con varios almacenes clandestinos donde almacenaban estos productos, que después vendían en mercadillos de la zona, con el consecuente peligro para la salud pública, debido a que parte de ellos habían sido tratados con productos fitosanitarios y temporalmente no eran aptos para el consumo.

Así, un agricultor de Dos Hermanas avisó a la Policía Nacional, a través del 091, de que había sufrido un robo en su finca, donde tres personas le habían amenazado para llevarse varios cientos de kilogramos de tomates que cargaron en tres vehículos.

Con estos datos, los agentes que se encontraban patrullando la zona desplegaron un dispositivo que permitió rápidamente localizar los tres coches cargados con los tomates que supuestamente acababan de sustraer y los automóviles fueron interceptados mientras que las tres personas que los conducían fueron detenidas.

Almacenes ilegales

Tras los arrestos, los investigadores comprobaron que en el barrio donde residían los detenidos, estos, junto con otros vecinos, habían construido de manera ilegal varios almacenes clandestinos donde guardaban fruta procedente presuntamente de robos en explotaciones agrícolas.

Dado que esta fruta tenía un origen ilícito y su toxicidad, se puso en marcha un dispositivo que se saldó con el desmantelamiento de estos almacenes ilegales y la intervención de más de cuatro toneladas de tomates, sandías y melones.

Ya somos 190.626