Impuesta por la Comunidad de Madrid

FACUA denuncia que multas como la de 3.000 euros a El Corte Inglés incentivan la venta a pérdidas

La asociación considera que con este tipo de sanciones ridículas se está promoviendo una práctica que desvirtúa el mercado y, a la vez, la competencia desleal. Los productores son los grandes perjudicados.

FACUA denuncia que multas como la de 3.000 euros a El Corte Inglés incentivan la venta a pérdidas

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que con multas insignificantes como la impuesta a El Corte Inglés de 3.005,70 euros por la venta a pérdidas de aceite de oliva sólo se consigue seguir promoviendo este tipo de prácticas fraudulentas y, por tanto, la competencia desleal.

Esta última sanción ha sido notificada por la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid tras la denuncia de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Una cantidad ínfima a juicio de la asociación, que considera ridículas las cuantías de este tipo de sanciones previstas en las normativas autonómicas de Consumo. Advierte, por ello, de que no resultan efectivas al no constituir medida disuasoria alguna de cara a los grandes superficies.

FACUA denuncia que este tipo de prácticas comerciales fraudulentas distorsionan de forma evidente el mercado y fomentan la competencia desleal entre los comerciantes y grandes superficies. Dos circunstancias que afectan de manera directa a los pequeños productores, que acaban siendo los grandes perjudicados. La resolución de Consumo de Madrid califica la infracción como "grave", pero sin embargo la sanción prevista a imponer resulta mínima. La UPA, pese a mostrar su alegría por la multa, también considera "evidente" que es "ridícula" para un gigante de la distribución como El Corte Inglés.

La denuncia fue interpuesta por este colectivo, además, contra Carrefour, Día y Supercor. Se presentó en enero de 2015 ante la Agencia estatal de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente de Agricultura, que a su vez remitió el expediente a las Comunidades Autónomas por ser las competentes en controlar las ventas a pérdidas.

El precedente de Murcia

De hecho, no es Madrid la primera que ha notificado una sanción por esta misma razón. En concreto, la Región de Murcia ya impuso en marzo de 2015 una multa a Carrefour, Lidl y Día de 10.000, 9.000 y 6.000 euros respectivamente por vender distintos productos a pérdidas, entre ellos aceite.  

FACUA recuerda que la Ley de la cadena alimentaria prohíbe las ofertas abusivas y el uso de productos reclamo por ser prácticas que perjudican a los productores al hundir el precio de los alimentos y suponer un engaño a los consumidores, ya que, según la UPA, las empresas recuperan el margen perdido mediante la venta de otros productos.

La asociación reclama a las Comunidades Autónomas que revisen las respectivas normativas vigentes y eleven la cuantía de las sanciones, a fin de evitar que las empresas reincidan en este tipo de ventas fraudulentas.

Ya somos 188.947