Nueva ordenanza municipal

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife empieza a cobrar las guarderías municipales sin previo aviso

FACUA denuncia que el consistorio impone nuevas tasas a las familias por un servicio hasta ahora gratuito, semanas después de haberse cerrado el plazo de matriculación.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife empieza a cobrar las guarderías municipales sin previo aviso

FACUA-Consumidores en Acción reclama al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que revoque su decisión de empezar a cobrar a las familias de niños inscritos en guarderías municipales por el servicio, las cuales no han sido advertidas debidamente.

La asociación denuncia que el consistorio haya anunciado precipitadamente la entrada en vigor de una nueva ordenanza que contempla nuevas tarifas para el servicio de escuelas infantiles municipales, las cuales pretende aplicar con efecto retroactivo y una vez cerrado que el proceso de matriculación y adjudicación de plazas, concluido antes siquiera de ser propuestas las nuevas tarifas.

Hasta el curso pasado, las guarderías municipales eran gratuitas y únicamente se le solicitaba a las familias su contribución a las mismas con recursos como pañales, agua o toallitas.

Según ha podido saber la asociación, el consistorio puso, a través de su página web, a disposición de las familias interesadas el impreso de solicitud para este nuevo curso 2016-17, así como el resto de información necesaria relativa a plazos y solicitudes. Sin embargo, no se indicó precio alguno del servicio. El Ayuntamiento, al respecto, se limitó a remitir a la misma normativa reguladora del año anterior, dando así a entender a las familias que las tarifas no iban a sufrir modificaciones.

En cuanto a la financiación de este servicio público, la Ordenanza vigente en el momento de la presentación de solicitudes tampoco concretaba nada sobre cantidad alguna pagar. 

Así, FACUA denuncia que, con posterioridad a la asignación de plazas y una vez agotados los plazos de solicitud en los centros, se aprobó una Ordenanza municipal reguladora de la tarifa para la prestación del servicio de escuelas infantiles, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) número 83, de 11 de julio de 2016. Esto es, semanas después de cerrar el plazo de matriculaciones.

En ella se recogen diferentes tarifas relativas a la financiación del servicio, y además se notifica que éste será gestionado por una empresa privada, articulándose para ello un precio fijo, no una tasa ni precio público.

Sin información previa

La asociación critica que, de esta forma, se pretenda exigir a las familias unas cantidades de las que no fueron informadas previamente, aplicándolas con efecto retroactivo al momento de la solicitud y admisión, y vulnerando los legítimos intereses económicos y sociales de las familias de alumnos con plaza concedida para este curso escolar que ya comienza.

FACUA recuerda que los usuarios tienen derecho a conocer el precio de un servicio previamente a su solicitud y contratación. Cantidades que, además, deben ser expuestas al público a través de un soporte escrito e incluyendo el precio de todas las cargas, gravámenes y también descuentos que le sean aplicables. Tienen derecho, en definitiva, a una información veraz, eficaz y suficiente.

En este caso, se vulneran los derechos más básicos de las familias afectadas, usuarios de un servicio público cuya gestión se deja en manos privadas. Derechos que quedan recogidos en el Real Decreto Legislativo 1/2007 y en la Ley 3/2003, de 12 de febrero, del Estatuto de los Consumidores y Usuarios de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Por todo ello, FACUA insta al Ayuntamiento de Tenerife a que suspenda hasta el curso siguiente 2017-18 la aplicación del nuevo sistema de financiación aprobado en la Ordenanza de fecha 27 de mayo de 2016 y mantenga en vigor los criterios aplicados el pasado curso, sin coste para las familias de los niños admitidos.

Ya somos 188.948