Tampoco instará a los Estados miembro a que lleven a la multinacional a los tribunales

La comisaria de Justicia y Consumidores se niega a exigir a Volkswagen que indemnice a los conductores

Vera Jourová no ha aceptado la reclamación de FACUA y la mayoría de organizaciones de consumidores europeas con las que se ha reunido este jueves en Bruselas.

La comisaria de Justicia y Consumidores se niega a exigir a Volkswagen que indemnice a los conductores

FACUA-Consumidores en Acción considera decepcionante la reunión sobre el fraude de Volkswagen en la que ha participado este jueves en Bruselas junto a treinta organizaciones de usuarios europeas con la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, y la directora general de Consumo, Despina Spanou.

En representación de FACUA ha acudido a la reunión, Ángeles Castellano, directiva de la asociación, que considera "absolutamente lamentable que la comisaria y su directora general de protección de los consumidores se hayan negado a aceptar las reivindicaciones que le hemos planteado".

"Pese a que se lo hemos reclamado tanto FACUA como la gran mayoría de asociaciones de consumidores que hemos participado en la reunión, la comisaria se ha negado a exigir a Volkswagen que indemnice a los conductores europeos que han sido víctimas del fraude", denuncia Castellano.

"Tampoco ha aceptado nuestra petición de que Bruselas inste a los Estados miembro a que lleven a Volkswagen a los tribunales, como han hecho ya gobiernos de países como EEUU y Australia", señala la directiva de FACUA.

En la reunión, Castellano ha puesto de manifiesto la falta de respuesta de la multinacional alemana a los usuarios y a las organizaciones que los representan, así como la inacción de las autoridades españolas.

La directiva de FACUA ha recordado a la comisaria la falta de presión de las autoridades europeas a la compañía desde que se conoció el fraude en septiembre de 2015 hasta ahora, para poder llegar a soluciones que pasen, entre otras cuestiones, por ofrecer una indemnización a los usuarios.

El talante de Volkswagen en Europa dista mucho del que mantiene en EEUU, donde la compañía, a raíz de la presión de organismos gubernamentales, ha admitido públicamente que los usuarios tienen derecho a recibir una compensación económica por el fraude cometido y ha negociado con las autoridades las cantidades que deberán recibir. Mientras tanto, a los consumidores europeos se les niega dicha indemnización, y les está obligando a acudir a los tribunales en un proceso lento, costoso y en el que s encuentran en una posición de fuerte desventaja frente al gigante alemán.

Volkswagen manipuló los vehículos diésel con motores TDI 1.2, 1.6 y 2.0 EA 189 de sus marcas Volkswagen, Seat, Skoda y Audi con un software que les permitía pasar los exámenes de emisiones previos a la puesta en circulación de los nuevos modelos pero que una vez en carretera dejaban que los coches contaminasen muy por encima de los límites legales. El fraude, que afecta a alrededor de 11 millones de vehículos en todo el mundo, tiene casi 700.000 en España.

El pasado lunes, Jourová indicó en rueda de prensa que "con la información disponible, se confirma la falta de información que Volkswagen proporcionó a los consumidores y también que, en una mayoría (de los casos), infringió las reglas contra prácticas desleales". En este encuentro con los medios de comunicación, la comisaria anunció la reunión prevista con las organizaciones de consumidores, como parte de la ronda de contactos que pretende mantener a lo largo del mes de septiembre para tratar de buscar una solución que atienda a los intereses de los consumidores europeos. El día 29 se reunirá con las autoridades nacionales encargadas de supervisar el cumplimiento de las normas de la UE en cada Estado miembro.

Denunciado ante las autoridades españolas desde septiembre

Tras conocer el fraude el pasado mes de septiembre, FACUA lo denunció ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan). Además, la asociación presentó una batería de denuncias ante las autoridades de Consumo de las 17 comunidades autónomas. Hasta la fecha, sólo Andalucía, Galicia y Castilla La Mancha han abierto expedientes sancionadores contra el grupo Volkswagen.

La asociación puso en marcha en septiembre una plataforma de afectados para asesorarles sobre sus derechos y plantear reivindicaciones a las autoridades competentes. A ella se han sumado más de 42.000 usuarios de toda España, lo que representa el mayor colectivo de víctimas del fraude en toda la Unión Europea.

Ante la pasividad de la CNMC y las autoridades de Consumo, FACUA decidió personarse en la causa que se sigue contra Volkswagen en la Audiencia Nacional, en la que representa ya a más de cinco mil afectados.

El pasado 27 de julio, el Juzgado central de Instrucción número 2, donde se lleva el caso, indicó la aceptación de la personación de FACUA.

Ya son más de 5.000 los propietarios de vehículos Volkswagen, Audi, Seat y Skoda que han pedido a FACUA que los represente en la causa abierta en la Audiencia Nacional. Para que los afectados puedan seguir sumándose a la querella al objeto de reclamar una indemnización económica, la asociación ha habilitado una plataforma web, cuya dirección es FACUA.org/QuerellaVW.

El equipo jurídico de FACUA pretende reclamar tanto las responsabilidades penales por este fraude masivo como las civiles, esto es, indemnizaciones económicas para los socios de la organización a los que represente, ejerciendo la acusación particular en su nombre.

Aunque decidirá en su momento la cuantía de la responsabilidad civil y las posibles indemnizaciones que corresponda reclamar, la cifra de inicio que se tomará como referencia es la de 4.400 euros (5.000 dólares), que es la cantidad ofrecida por Volkswagen a los afectados en EEUU tras sus negociaciones con la Fiscalía General, las autoridades medioambientales y los Estados federados, cuyo acuerdo preliminar acaba de ser aprobado por un juez. En octubre está previsto que se dé luz verde definitiva a la marca para que comience a pagar las indemnizaciones.

FACUA denuncia que la habitual pasividad de las autoridades competentes ante un fraude masivo obliga una vez más a judicializar la búsqueda de compensaciones económicas para los afectados. La asociación mantiene abierto un segundo plazo hasta comienzos de septiembre para los conductores que quieran sumarse a la acción judicial a través de su equipo jurídico.

¿Quieres sumarte a la #QuerellaVW?
Ya somos 5.951

  1. Únete a nuestra plataforma de afectados (pulsa aquí)
  2. Hazte socio pleno de FACUA
  3. Abona la cuota extraordinaria
  4. Envíanos la documentación