Se retiró del mercado a principios de septiembre

Samsung venderá el nuevo Note 7 en Europa pese a que varios usuarios denuncian que también se recalienta

Tras empezar a reemplazar los terminales por sus problemas con la batería, usuarios de Estados Unidos y Corea del Sur advierten ahora de que los nuevos Galaxy también se recalientan.

Samsung venderá el nuevo Note 7 en Europa pese a que varios usuarios denuncian que también se recalienta
Los Galaxy Note 7 reemplazados también sufren problemas de recalentamiento. | Imagen: Europa Press.

Samsung sigue sin poder cerrar definitivamente la crisis que ha envuelto a la promoción de su modelo Galaxy Note 7. Ahora, justo cuando la compañía ha anunciado que pondrá a la venta las nuevas unidades en Europa el próximo 28 de octubre, se han vuelto a conocer nuevos casos de problemas de recalentamiento de las baterías en usuarios de Estados Unidos y Corea del Sur, a quienes ya se les había reemplazado el teléfono por otro nuevo.

Según ha publicado The Wall Street Journal, propietarios de nuevos terminales del Note 7 en dichos países, supuestamente ya con la anomalía corregida, siguen reportando problemas de recalentamiento de los terminales durante las llamadas.

La compañía, que ya ha sustituido en algunos países los teléfonos defectuosos por otros nuevos, no parece pues capaz de encontrar solución definitiva al grave problema que ha afectado a uno de sus modelos más demandados, y cuyo lanzamiento ha coincidido además con el de su máximo competidor en el mercado: el iPhone 7 de Apple.

Samsung retiró del mercado el Note 7 en todo el mundo a principios de septiembre al detectar los casos de ignición en los terminales. Durante estas últimas semanas, en Europa, a medida que ha avanzado el programa de sustitución puesto en marcha urgentemente por Samsung, la compañía ha reiterado su mensaje a todos los propietarios de que apagasen el dispositivo y lo reemplazaran a través de dicho programa.

Mensajes de advertencia

Desde el 19 de septiembre, el 90 por ciento de los usuarios de Samsung Galaxy Note 7 que se ha acogido al programa de sustitución en Europa han escogido el reemplazo por otro Samsung Galaxy Note 7, y el tres por ciento ha elegido un smartphone Samsung Galaxy alternativo.

Cada cliente europeo de Galaxy Note 7 ha recibido una serie de mensajes de seguridad por parte de Samsung pidiéndole que se acogiera al programa de sustitución, así como una actualización de software que se ha desplegado por toda Europa para que todos los Samsung Galaxy Note 7 limitasen la carga máxima de su batería al 60 por ciento mientras siguieran usando terminales defectuosos.

Ya somos 204.670