Siguen los problemas de recalentamiento en las baterías

Samsung vuelve a pedir a los usuarios del Galaxy Note 7 que "apaguen el móvil", también los de reemplazo

Tras verse obligado a parar la producción del terminal, el fabricante surcoreano pide a los propietarios que dejen de usar los dispositivos, incluidos los que han sido entregados para sustituir los defectuosos.

Samsung vuelve a pedir a los usuarios del Galaxy Note 7 que "apaguen el móvil", también los de reemplazo
Los Galaxy Note 7 de reemplazo también presentan anomalías. | Imagen: Samsung.com.

Samsung Electronics ha vuelto a pedir a los usuarios de los Galaxy Note 7 que apaguen los terminales y dejen de usarlos. Ya lo hizo el pasado 12 de septiembre al constatar que varias unidades habrían sufrido un recalentamiento por culpa de una anomalía en la batería.

En cambio, la advertencia incluye ahora también a los Note 7 de reemplazo con los que la compañía había empezado a sustituir los terminales defectuosos, algunos de los cuales habían llegado a incendiarse.

Tras detectar que el problema sigue sin resolverse, Samsung ha ordenado al conjunto de sus socios mundiales el cese de la venta de su teléfono inteligente y de los cambios de aparatos que ya fueron reemplazados.

Ahora, el primer fabricante mundial de teléfonos inteligentes ha asegurado en un comunicado que ha tomado esta decisión para permitir una "investigación profunda" de estos incidentes que le han perjudicado seriamente. Además, la compañía surcoreana ha lanzado una clara advertencia a los consumidores, idéntica a la que ya les hizo en septiembre: "Ya sea un Galaxy Note 7 original o uno reemplazado deben apagar y dejar de usar el dispositivo".

Entonces, Samsung se vio obligado a ordenar la llamada a revisión de 2,5 millones de unidades de su Note 7, una phablet, terminal de talla intermedia entre el teléfono y la tableta. Algunos aparatos habían ardido por culpa de baterías defectuosas.

Gestión de la crisis

La gestión de la crisis por parte del grupo surcoreano también ha sido bastante desastrosa, puesto que el grupo ha reconocido de forma implícita por primera vez que los aparatos distribuidos para reemplazar los primeros millones del Note 7 vendidos también tenían problemas.

"La primera vez se puede pensar en un error. Pero lo mismo se repite dos veces en el mismo modelo y esto generará una considerable pérdida de confianza de los consumidores", observó Greg Roh, de HMC Investment Securities.

"La razón de que los consumidores se inclinen por Apple o Samsung es la fiabilidad del producto. En esto, el daño en términos de imagen será inevitable y Samsung tendrá que emplearse a fondo para invertir la tendencia", añadió.

Ya somos 190.852