La media de metros cuadrados por habitantes, por debajo del mínimo

FACUA Málaga apuesta por la recuperación de los terrenos de Repsol como zona verde

La asociación respalda la iniciativa presentada por la Plataforma Bosque Urbano Málaga y considera inexcusable la celebración de una consulta popular.

FACUA Málaga apuesta por la recuperación de los terrenos de Repsol como zona verde

FACUA Málaga respalda la propuesta lanzada por la Plataforma Bosque Urbano Málaga de recuperar como zona verde los terrenos de Repsol, ya que ello procuraría multiples benficios a los malagueños y malagueñas, en especial a los vecinos de los distritos Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz. que sufren las consecuencias de vivir en las zonas con mayor densidad poblacional de la ciudad.

El Bosque Urbano contribuiría notablemente a que la ciudad de Málaga se situase en mejor posición respecto al mínimo de 10-15 metros cuadrados de espacio verde por habitante recogido en la normativa estatal del suelo. La asociación recuerda que la ciudad de Sevilla goza de aproximadamente 22 metros cuadrados de espacio verde por habitante, siendo en cambio la media de Málaga aproximada a siete metros cuadrados por habitante.

FACUA Málaga recuerda que la capital está lejos de alcanzar las recomendaciones de la Unión Europea en este sentido. Unos estándares recomendados que además han sido participados por el propio Observatorio de Medioambiente Urbano del Ayuntamiento de Málaga.

Porque hay más beneficios y rentabilidades que las puramente económicas, la asociación plantea la necesidad de que las políticas urbanísticas se dirijan prioritariamente a mejorar la vida de las personas, y no tanto la posibilidad de negocio de grandes corporaciones privadas.

Generación de empleo

La generación de empleo, a lo que no renuncia la iniciativa del Bosque Urbano, es importante para todos, pero debe ser sostenible y no servir de excusa para introducir mayor aglomeración en una zona ya altamente masificada.

La maniobra de disolver la mesa para la consulta popular con respecto al futuro de los terrenos de Repsol, creada en su momento por acuerdo del Pleno Municipal, es una muestra del escaso carácter democrático de la toma de decisiones en el Ayuntamiento de Málaga.

Por otro lado, lejos de provocar el desanimo de esta iniciativa ciudadana, parece que la disolución de la mesa va a servir de revulsivo, provocando una contundente respuesta en las instituciones y en la calle, con la intervención de la plataforma BUM en el Pleno Municipal de este 2 de noviembre y el calendario de movilizaciones que se avecina.

Ya somos 202.125