El Pleno deja sin efecto la enmienda

FACUA Sevilla critica que el Ayuntamiento siga sin aplicar la tarificación por minutos en la zona azul

La asociación viene rechazando por abusivo el actual sistema de cobro en las zonas de aparcamiento de pago, que obliga a los usuarios a estacionar por tiempos mínimos desproporcionados.

FACUA Sevilla critica que el Ayuntamiento siga sin aplicar la tarificación por minutos en la zona azul

FACUA Sevilla critica que el Ayuntamiento de la capital, gobernado por Juan Espadas (PSOE), siga sin aplicar la tarificación por minutos para los aparcamientos en zona azul.

El Pleno deja así sin efecto una enmienda, que ya había recibido luz verde en la comisión de Hacienda, y por la cual se modificaría el modelo de cobro a los usuarios en los parqímetros. Sin embargo, el PSOE ha tumbado la modificación, que contaba con el voto a favor de los propios socialistas, Ciudadanos, Participa Sevilla e Izquierda Unida (el Partido Popular se ha abstenido), manteniendo así el sistema actual.

"Llevarla a cabo supondría tener que pagar a Aussa entre siete y ocho millones", ha justificado el alcalde Espadas, quien ha incidido en que la variación, además, acarrearía la resolución del contrato vigente con Aussa y una nueva adjudicación del servicio.

FACUA Sevilla lamenta que el Ayuntamiento haya dado marcha atrás en un cambio urgente y necesario, que de hecho viene reclamando desde hace años por lo abusivo y perjudicial del actual sistema de cobros en la zona azul, y que también el Consejo Económico y Social de Sevilla está reivindicando en sus dictámenes desde tiempo atrás.

Una imposición abusiva

La asociación critica que se siga imponiendo a los usuarios un tiempo mínimo (por tanto, también un importe) absolutamente desmesurado, sin dejar opción a estos de elegir la duración del estacionamiento. FACUA Sevilla recuerda que en otras ciudades, caso de Madrid, el tiempo mínimo exigido a los conductores es considerablemente menor. En Sevilla, las tarifas vigentes obligan a, en el mejor de los casos, tener que pagar 45 céntimos por 35 minutos de aparcamiento.

FACUA Sevilla también rechaza que las máquinas expendedoras no estén programadas para dar cambio a los usuarios que abonan la tarifa en efectivo, lo que condiciona todavía más el servicio al quedar en muchos casos obligados los conductores a aparcar por el tiempo mínimo equivalente al importe del que dispongan. La asociación subraya que pagar por el tiempo exacto que el vehículo haya estado aparcado es un derecho básico del consumidor por el que, como tal, debería velar el Ayuntamiento.

Ya somos 201.878