Entre 2010 y 2015

Badalona también lleva a FCC a la Fiscalía por un fraude de 12,8 millones en la recogida de basura

Una auditoría encargada por el Ayuntamiento detecta "graves irregularidades" en el cumplimiento del servicio.

Badalona también lleva a FCC a la Fiscalía por un fraude de 12,8 millones en la recogida de basura

El Ayuntamiento de Badalona (gobernado por Guanyem Badalona en Comú, ERC e ICV-EUiA) llevará a la Fiscalía un supuesto fraude de la empresa adjudicataria Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) al Consistorio de hasta 12,8 millones de euros en el servicio de limpieza viaria y recogida de basuras entre mayo de 2010 y diciembre de 2015.

Según han informado este lunes en un comunicado, el Ayuntamiento encargó recientemente una auditoría que detectó "graves irregularidades" al concluir que FCC podría haber incumplido sus obligaciones en la prestación de determinados servicios y que, además, se podrían haber producido unos importantes sobrecostes.

La auditoría concluye que FCC supuestamente defraudó 4,5 millones de euros por haber llevado a cabo una facturación que no está conforme a los pliegos ni, en algunos casos, a la ley de contratos del sector público (por ejemplo, con la aplicación de la revisión de precios al alza del coste de la mano de obra, prohibido por ley); 3,5 millones de euros por costes de servicios que no se prestaron; 2,8 millones infradimensionando el servicio de recogida de residuos; 1,6 millones incrementando precios y 349.700 euros en una doble imputación de costes.

La compañía "ha facturado más jornales de recogida de residuos que los que había previsto en la oferta, un 6,6% más aunque el número de contenedores a recoger es un 5% menor que en la oferta", según ha indicado el Ayuntamiento.

El concejal de Espacio Público y Movilidad, Francesc Duran, ha considerado en rueda de prensa que "todo esto se hubiese podido evitar en el anterior mandato con una dotación de recursos humanos adecuada en el Área de Espacios Públicos y Movilidad para garantizar la aplicación de los mecanismos de control que prevé el mismo contrato".

Por su parte, la alcaldesa, Dolors Sabater, ha explicado que la auditoría se encargó al creer necesario desde un primer momento el control de los grandes servicios contratados por el Ayuntamiento.

En concreto, el estudio se centró en el contrato más costoso, el de la limpieza de viaria y recogida de residuos, que "también es uno de los servicios más sensibles de cada a la ciudadanía", según la alcaldesa.

La Fiscalía abrió la semana pasada una investigación de un posible fraude de esta misma empresa al Ayuntamiento de Barcelona por la gestión del mismo tipo de servicios, después de que el Consistorio de la capital catalana denunciase un supuesto fraude de unos 800.000 de euros entre 2013 y 2015.

Ya somos 196.120