El ex social media de la Policía lleva a los tribunales a Luis Pineda por difamación

A la demanda de Carlos Fernández Guerra se le sumarán otras dos en los próximos meses. La primera, de la social media de FACUA, Keka Sánchez. Su portavoz también volverá a llevar a juicio al jefe de Ausbanc.

El ex social media de la Policía lleva a los tribunales a Luis Pineda por difamación

El ex responsable de redes sociales de la Policía Nacional, Carlos Fernández Guerra, ha presentado una demanda por intromisión ilegítima en su derecho al honor contra Ausbanc, su propietario, Luis Pineda Salido, y su director de publicaciones, Luis María Suárez Jordana de Pozas.

La demanda (ver documento) es fruto de la publicación de una serie de montajes difamatorios en el periódico mensual de Ausbanc Mercado de Dinero y una larga lista de insultos y acusaciones delictivas lanzados desde la cuenta de Twitter de Pineda, que permanece en prisión incondicional desde el pasado 18 de abril, acusado de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal.

Durante meses, los demandados inventaron que Fernández Guerra participaba en una "mafia policial" y que estaba implicado en prácticas de "corrupción", "acoso" y "coacciones". Además, le calificaron de "matón" y equipararon sus prácticas a las "de las SS alemanas en sus actuaciones contra los judíos".

Pineda ya ha sido objeto de tres condenas por la obsesiva campaña de difamación que sostuvo durante años contra FACUA-Consumidores en Acción y su portavoz, Rubén Sánchez. El jefe de Ausbanc extendió sus ataques a una serie de personas por el mero hecho de ser familiares o tener relación personal o profesional con Sánchez, como fue el caso de Fernández Guerra.

A la demanda del ex social media de la Policía se le sumarán otras dos en los próximos meses. La primera, de la social media de FACUA, Keka Sánchez. Su portavoz también volverá a llevar a juicio al jefe de Ausbanc.

Fernández Guerra reclama una indemnización de 50.000 euros de forma solidaria a los tres demandados y otra de 15.000 euros al presidente de la falsa asociación de usuarios Ausbanc. También pide la publicación de la sentencia condenatoria en tres números de un diario de tirada nacional de similar tirada al que publicó los ataques y que Pineda la tuitee diez veces durante diez días consecutivos.

El abogado del demandante es David Bravo, que ya ha logrado dos sentencias condenatorias contra Pineda y su entramado por la campaña de difamación a la que durante cuatro años sometió al portavoz de FACUA. La primera de ellas, ratificada el pasado octubre por el Tribunal Supremo, es pionera a nivel mundial sobre derecho al honor en redes sociales, ya que obliga al condenado a tuitearla 30 veces durante 30 días. La segunda sentencia, que acaba de ser ratificada por la Audiencia de Sevilla, condena a Ausbanc, Pineda y Suárez Jordana a indemnizar a Sánchez con un total de 90.000 euros.

Este mes, Pineda ha sido objeto de una tercera condena por difamación por parte de un juzgado de primera instancia de Sevilla, esta vez como consecuencia de una demanda interpuesta por FACUA por insultos y acusaciones delictivas publicadas en Twitter contra la asociación y su portavoz. El próximo martes 29 de diciembre se celebrará un nuevo juicio en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Sevilla contra Ausbanc, su propietario y su director de publicaciones en la que FACUA es la demandante.

El director de publicaciones de Ausbanc, Luis Suárez Jordana, es abogado y tiene una dilatada trayectoria profesional con puestos de responsabilidad en los sectores financiero (BBV, Argentaria, Santander), inmobiliario y de telecomunicaciones (Comunitel). Durante la primera legislatura de Aznar fue director general de la entonces denominada Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes). En febrero de 2015, la Audiencia Provincial de Madrid lo condenó a dieciocho meses de prisión por estafa y la Audiencia de Sevilla acaba de ratificar su condena por difamar al portavoz de FACUA. Es uno de los imputados en el caso Ausbanc y Manos Limpias.

Ya somos 197.912