La asociación ya alertó del problema este verano

FACUA Granada denuncia la pésima atención al cliente de Alsa en la estación de autobuses de la capital

La falta de personal en la zona de venta de billetes, donde únicamente hay operativa una ventanilla, provoca largos tiempos de espera para los clientes.

FACUA Granada denuncia la pésima atención al cliente de Alsa en la estación de autobuses de la capital
Alsa es la empresa concesionaria de todas las líneas nacionales que operan desde Granada. | Imagen: flickr.com/rufo_83 (CC BY-NC-ND 2.0).

FACUA Granada denuncia la deficiente atención a los viajeros que Alsa ofrece en la estación de autobuses de la capital, debido a la falta de personal que la empresa destina a tal efecto. Una carencia especialmente palpable en la zona de venta de billetes, donde el hecho de que haya operativa una única ventanilla provoca largos tiempos de espera para los clientes.

Con la llegada de un nuevo periodo vacacional, con el reciente puente de diciembre o las próximas fechas navideñas, la empresa Alsa, concesionaria de todas las líneas nacionales que operan en la estación de autobuses de Granada, vuelve a incumplir sus obligaciones de ofrecer un servicio de calidad.

En concreto durante estos días del puente de diciembre, la empresa sólo ha mantenido operativa una sola taquilla durante los días del puente, lo que ha obligado a quienes se acercaron a comprar o a hacer algún cambio en sus billetes a esperar durante una hora o, en algunos casos, incluso más.

Una situación que no es nueva y que ya fue denunciada por FACUA el verano pasado, sin que la compañía ni las autoridades hayan tomado medidas al respecto. En aquellas fechas las colas llegaron a tal magnitud que incluso los usuarios, desesperados, llamaron a la policía local para que tomase cartas en el asunto.

Con este deficiente servicio a los viajeros queda patente el deseo de Alsa de ahorrar costes a costa de mermar la calidad de la atención a sus clientes mediante el recorte de personal e instando a los usuarios a comprar los billetes en las máquinas automáticas de la estación o en su web. Una web en la que, además, Alsa cobra gastos de gestión.

La asociación advierte de que no todos los usuarios conocen el funcionamiento de dichas máquinas, o bien no tienen la capacidad necesaria para poder usarlas, como le ocurre a las personas mayores. Por tanto, esta situación perjudica especialmente a este tipo de usuario que debe soportar largas colas para obtener sus billetes.

Familias numerosas y pensionistas

FACUA Granada recuerda también que muchos de estos usuarios tienen que pasar forzosamente por taquilla a fin de poder hacer efectivos sus descuentos, tal como ocurre con las familias numerosas o los pensionistas. Salvo raras excepciones, estos beneficios sólo pueden aplicarse directamente en taquilla y compra física, de modo que no son pocos los usuarios obligados forzosamente a hacer cola si quieren o necesitan acogerse a los descuentos a los que legítimamente tienen derecho.

Ante esta situación, FACUA Granada insiste en su llamamiento a las autoridades de consumo para que tomen medidas a fin de impedir este tipo de abusos y dejación de funciones por parte de Alsa, así como para que se exija a la empresa que refuerce el personal que atiende en las taquillas de la estación y especialmente ante los numerosos desplazamientos que tendrán lugar por la cercanía de las fechas navideñas.

Igualmente la asociación recuerda a los usuarios que tienen a su disposición en la propia estación de autobuses las hojas de reclamaciones oficiales de la Junta de Andalucía, y que una vez cumplimentadas, la empresa está obligada a dar respuesta en un plazo no superior a 10 días. En caso de no hacerlo o de no ser satisfactoria la respuesta obtenida, estas hojas deberán entregarse en la delegación de Consumo de la Junta en Granada o en la legación provincial correspondiente. Una cuestión clave, ya que sólo mediante estas reclamaciones se podrá forzar a la compañía a atender debidamente a sus usuarios, los cuales carecen de alternativas para sus desplazamientos.

Ya somos 196.062