Ahora anuncian el fin del cargo para junio de 2017

FACUA critica que la Comisión Europea dé seis meses más a las 'telecos' para seguir cobrando el 'roaming'

La asociación valora la aprobación de la nueva regulación pero insiste en reclamar el fin total y definitivo de los sobrecostes por usar sus teléfonos cuando viajen dentro de la Unión Europea.

FACUA critica que la Comisión Europea dé seis meses más a las 'telecos' para seguir cobrando el 'roaming'

FACUA-Consumidores en Acción critica que la Comisión Europea dé seis meses más a las multinacionales de telecomunicaciones para seguir cobrando el roaming, esto es, el sobreprecio que se paga cuando se viaja a un país extranjero, y no termine de una vez con un suplemento injustificado dentro de la Unión Europea (UE).

La asociación reclama a la Comisión que deje de atender a las presiones del lobby de las grandes telecos y elimine por completo este sobrecoste, de modo que el precio de las llamadas, mensajes y conexiones a internet, incluidos los bonos y tarifas planas contratadas en cualquier país de la Unión Europea se apliquen en todos ellos y sin ningún tipo de restricción temporal.

La Comisión ha aprobado este lunes su propuesta para eliminar parcialmente este sobrecoste que las telecos aplican a los europeos cuando viajan desde su país hacia otro de la UE, pero no entrará en vigor hasta el próximo 15 de junio de 2017, lo que da seis meses más a las multinacionales a seguir abusando de este recargo injustificado.

FACUA valora la medida de la Comisión pero la considera insuficiente y reclama que todos los Estados miembro sean realmente considerados como una única zona de tarificación, al igual que en España, desde hace años, las tarifas móviles no varían cuando se realizan llamadas con origen y destino en dos provincias distintas.

La propuesta aprobada por el organismo europeo mantiene algunas restricciones. Así, los usuarios que tengan móviles prepago sólo podrán usar en el extranjero el saldo que les quede pendiente para ese mes. Para el uso de datos, podrán usar el crédito restante al precio límite del mercado mayorista (que aún no está fijado y se está debatiendo actualmente entre el Parlamento Europeo y el Consejo).

En los casos de consumidores que tengan contratado un plan que incluya datos ilimitados tendrán limitados su uso en el extranjero. Tan sólo podrán disponer del doble de los datos que incluye el precio de su plan a precio de mayorista. Es decir, si tienen un contrato de 50 euros podrán disponer de los datos que incluyan 100 euros a precio de mayorista (que aún está por determinar).

Por último, el nuevo plan de la Comisión incluye una restricción adicional para aquellos viajeros sospechosos de pasar más tiempo fuera de su país que en su país: si la compañía con la que tienen su contrato detectan este comportamiento, podrán abrir un periodo de observación de cuatro meses para comprobar si se está dando el caso. Si se confirma, las compañías estarán obligadas a dar un aviso al usuario, que tendrá dos semanas para explicar su situación. Si no lo hacen, la empresa podrá aplicar un recargo que no podrá superar el precio límite del mercado mayorista.

FACUA considera lamentable que la Unión Europea siga protegiendo los intereses de las multinacionales del sector en lugar de vigilar e impedir los numerosos abusos que constantemente sufren los usuarios de telefonía.

Sin coste para las telecos

FACUA recuerda que el roaming es un sobrecoste que pagan los usuarios sin que a las multinacionales del sector les suponga ni un ápice del mismo, lo que provoca que las compañías estén ingresando cantidades multimillonarias sin justificación.

La eliminación del roaming es, en opinión de FACUA, necesaria y urgente, porque mientras no se aplica las compañías están obteniendo grandes beneficios a costa de los usuarios. El Parlamento Europeo se había pronunciado inicialmente a favor de la eliminación del roaming en 2015 pero se pospuso por las presiones de las operadoras, denuncia la asociación.

FACUA viene criticando históricamente los elevados precios de los recargos que conlleva la llamada itinerancia de datos. La asociación muestra su más enérgico rechazo a que la eliminación de estos sobrecostes no se produzca de una forma integral y absoluta.

Ya somos 197.700