FACUA advierte sobre los peligros del sol para la salud

La Federación ha elaborado un decálogo de recomendaciones.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha elaborado un decálogo para prevenir de los peligros para la salud de tomar el sol en exceso.

1. Aunque el sol es beneficioso tomado con moderación, abusar de él aumenta la posibilidad de padecer cáncer de piel, cataratas, enfermedades infecciosas, envejecimiento prematuro, insolaciones o deshidratación, alergias solares, entre otros problemas.

2. Para evitar perjuicios, tenga en cuenta la cantidad de tiempo que toma el sol, el tipo de piel y la hora del día. Como norma general, una piel blanca puede permanecer expuesta al sol durante 10 minutos sin protección, 15 minutos una piel ligeramente tostada y 20 una morena. Entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde son las horas más peligrosas.

3. Tenga especial cuidado con los menores de tres años: su piel es más sensible y la exposición en los primeros años de vida incide en el posterior desarrollo de cáncer. Se les debe proteger con cremas de alta protección, ropa y sombreros.

4. Es aconsejable es utilizar siempre cremas protectoras, incluso cuando se está moreno.

5. El factor de protección depende de su tipo de piel. No se pueden señalar valores numéricos en general para cada una, ya que dependen de la escala en la que trabaje el fabricante de la crema. Si tiene dudas, consulte a un dermatólogo.

6. Existen protectores muy baratos que no son de buena calidad. Respecto a la resistencia al agua, tenga en cuenta que no es permanente, por lo que hay que renovarla.

7. Las gafas solares adecuadas deben disponer de un filtro con tra los rayos ultravioleta y las que venden por poco precio con un sello que certifica supuestamente esa protección no es posible que la tengan.

8. En caso de insolación, coloque al afectado en lugar fresco y a la sombra, tumbado con las piernas ligeramente elevadas y aligerado de ropa. Aplíqule compresas de agua fría o hielo sobre todo el cuerpo, en especial las extremidades y el corazón; friccione con fuerza las extremidades y el tronco hacia el corazón, y trasládelo rápidamente a un hospital.

9. Para evitar la deshidratación, que suele afectar más niños y ancianos, tome líquido y alimentos con sales y agua, proteja la piel con ropas sueltas y claras, y evite tomar el sol en las horas más peligrosas y de forma prolongada. Si percibe algún signo de deshidratación, suspenda cualquier actividad, aplique a la piel compresas de agua fresca y beba frecuentes y pequeñas cantidades de líquido.

10. Si está tomando algún medicamento y pretende tomar el sol, asegúrese, mirando el prospecto o consultando a su médico o farmaceútico, de que el producto producirá efectos secundarios en el paciente si éste se expone a la luz solar.

Ya somos 198.028