Luis Pineda seguirá en prisión

Miguel Bernad, líder de Manos Limpias, queda en libertad tras pagar 50.000 euros de fianza

Bernad estaba en prisión preventiva desde abril acusado de de extorsión, amenazas y organización criminal.

Miguel Bernad, líder de Manos Limpias, queda en libertad tras pagar 50.000 euros de fianza
El propietario de Ausbanc, Luis Pineda (derecha), junto al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dejado en libertad con una fianza de 50.000 euros al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, en el marco de la causa por las presuntas extorsiones que su asociación realizó junto a Ausbanc a diversas entidades financieras y empresas. Bernad estaba en prisión preventiva desde el pasado mes de abril.

Tras dejarlo en libertad, Pedraz le ha retirado el pasaporte y le obliga a presentarse en los juzgados una vez por semana. Además, tiene prohibido abandonar el territorio nacional y deberá facilitar un móvil para permanecer localizado si se le requiere. "La instrucción no habría de verse perjudicada de hallarse en libertad ya que difícilmente podría ya ocultar pruebas dado lo avanzado de la causa", dice el auto. Según han informado a El País fuentes judiciales, la fianza va a ser abonada por sus ocho hermanos.

Pedraz ordenó la prisión incondicional de Bernad por su implicación en una red de extorsión de empresas y bancos que dirigía Luis Pineda, presidente de la falsa asociación de consumidores Ausbanc, que fue también enviado a prisión y se mantiene encarcelado desde entonces. Pedraz considera que estos argumentos no son válidos, sin embargo, para el otro principal acusado en esta causa, Pineda, que permanecerá, por tanto, en la cárcel.

Para la puesta en libertad de Bernad el magistrado ha considerado que no existe riesgo de fuga y también ha tenido en cuenta la avanza edad de la madre del responsable de Manos Limpias.

En el auto en el que decretó su encarcelamiento, el juez señaló las denuncias difamatorias presentadas por Manos Limpias contra FACUA y su portavoz, Rubén Sánchez, como una de las pruebas de que "Ausbanc financia al sindicato Manos Limpias para utilizarlo en beneficio propio, es decir, con la finalidad de ejercer presión personándose como acusación popular bajo el amparo del sindicato contra determinadas personas o entidades para lograr que éstas cedan a los objetivos de Ausbanc. Este uso del sindicato Manos Limpias no sería un hecho aislado, sino que se emplearía de forma habitual, lo cual quedaría indiciariamente acreditado en los asuntos referidos como Caso 'Sevilla', Caso 'FACUA', Caso 'Sabadell' y Caso 'Palma'".

Pineda está acusado de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal. Bernad, de extorsión, amenazas y organización criminal.

El líder de Manos Limpias abandonó temporalmente la prisión de Navalcarnero en Madrid a principios de octubre, para disfrutar de un permiso de una semana para visitar a su madre, de 104 años y con un delicado estado de salud, en Valladolid.

Durante este permiso, de una semana, Bernad debió permanecer en el domicilio materno bajo custodia policial. Se trató del segundo del que disfrutaba, después de que el pasado mes de mayo saliera de la cárcel para someterse a una operación de desprendimiento de retina.

Ya somos 203.749