Permaneció cinco horas en dependencias policiales

Brico Depot indemnizará a un cliente con 25.000 euros tras acusarle de pagar con un billete de 500 falso

El establecimiento, ubicado en Vitoria, avisó a la Ertzaintza y el demandante acabó detenido por un presunto delito de estafa. Cinco días después se comprobó que la moneda que pretendía usar era legal.

Brico Depot indemnizará a un cliente con 25.000 euros tras acusarle de pagar con un billete de 500 falso

La cadena de tiendas especializadas en bricolaje y construcción Brico Depot deberá indemnizar con 25.000 euros a un cliente que fue detenido durante varias horas, tras advertir uno de sus establecimientos a las fuerzas de seguridad de que el usuario estaba intentando utilizar un billete de 500 falso para pagar su compra, y que finalmente se demostró que era legal.

Tras la llamada del centro comercial, el demandante fue conducido a dependencias policiales, donde permaneció durante casi cinco horas hasta que se demostró que la moneda que el afectado pretendía usar no era ninguna falsificación.

Según una sentencia de la Audiencia Provincial de Álava, los hechos se remontan a mayo de 2015, cuando el usuario accedió al Brico Depot ubicado en el centro comercial Gorbeia de Vitoria-Gasteiz, y quiso pagar los productos que había comprado con un billete de 500 euros.

La cajera pasó varias veces la moneda por el detector de billetes falsos, que pitó en todas las ocasiones. Posteriormente, utilizó un rotulador que rechazó también el billete, por lo que la empleada rechazó la compra pese a las protestas del cliente.

Presunto delito de estafa

Con posterioridad a este suceso, el usuario tomó un producto y trató de pagar con el mismo billete en otra caja. El billete volvió a pitar en el detector de esa caja, por lo que la encargada de la central retuvo los 500 euros y llamó a la Ertzaintza. El hombre fue detenido y conducido a dependencias policiales por un presunto delito de estafa.

Cinco días más tarde, la Ertzaintza concluyó que el billete era auténtico. El Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria-Gasteiz decidió entonces sobreseer el proceso, y ordenó que se devolviera el el billete a su dueño el 2 de junio del mismo año. Sin embargo, el hombre presentó una demanda ante la Audiencia de Álava.

La sentencia estima que el demandante ha sufrido daño moral imputable al establecimiento comercial que propició esa situación. Por ello, condena al establecimiento comercial a indemnizar el daño moral ocasionado al cliente con un total de 25.000 euros. La resolución puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

Ya somos 196.063