Desde el Palacio de San Telmo a Plaza Nueva

FACUA Sevilla apoya a la marea blanca y llama a participar en la manifestación del 15 de enero

La asociación viene denunciando en los últimos años la pérdida de calidad del servicio de salud en paralelo a la eliminación de los órganos de participación ciudadana.

FACUA Sevilla apoya a la marea blanca y llama a participar en la manifestación del 15 de enero
FACUA Sevilla critica que el SAS es cada vez menos transparente ante los agentes sociales. | Imagen: flickr.com/pablodeolavide (CC BY-NC-ND 2.0).

FACUA Sevilla se suma a la convocatoria de la marea blanca en la capital y llama a la ciudadanía a participar en la manifestación del próximo domingo día 15 de enero contra la pérdida de calidad del servicio público de salud. Bajo el lema Por una sanidad andaluza pública y universal. No a los recortes. Por una gestión justa, más de 30 organizaciones sociales y partidos políticos convocan a la ciudadanía a realizar el recorrido reivindicativo que transcurrirá, a partir de las 12:00, entre el Palacio de San Telmo (sede del Gobierno andaluz) hasta la Plaza Nueva de la capital.

La asociación viene denunciando en los últimos años la pérdida de calidad del servicio de salud en paralelo a la eliminación de los órganos de participación ciudadana. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) es cada vez menos transparente ante los agentes sociales y la Junta tiene cerradas las puertas a la participación de los representantes de los usuarios, critica la asociación.

De hecho, el máximo órgano reglado de participación ciudadana, el Consejo Andaluz de Salud, está paralizado desde que el Tribunal Supremo declaró la nulidad de su decreto regulador en 2009. Hasta la fecha aún no se ha aprobado uno nuevo, lo que deja al órgano en la más absoluta inactividad.

Además, las diferentes comisiones de participación ciudadana son claramente insuficientes, principalmente por la falta de convocatorias, pero también por tener una finalidad fundamentalmente informativas, y no de actuación. En muchas de estas comisiones, además, se impide la participación de las organizaciones representativas de la sociedad civil que cuentan con el respaldo de miles de ciudadanos.

Es destacable, además, la falta de respuesta de la Consejería de Salud ante la petición de información y reclamaciones de FACUA Sevilla en nombre de sus asociados, en las diferentes reivindicaciones presentadas en los últimos años.

Retraso en citas de especialistas y colapso de los servicios de urgencias

FACUA Sevilla también viene reclamando el incumplimiento de los plazos máximos establecidos por ley para los procedimientos diagnósticos, dado el creciente número de quejas recibidas por los usuarios en esta asociación.

La asociación considera preocupante la falta de respuesta de la Consejería de Igualdad, Salud y Servicios Sociales ante el retraso que de forma reiterada y persistente se está poniendo de manifiesto en las segundas y posteriores citas médicas para la obtención de un diagnóstico de los especialistas, todas necesarias para conocer los resultados de las diferentes pruebas médicas solicitadas y por lo tanto relevantes en el diagnóstico final.

Esto no solamente afecta a los usuarios, sino también al propio sistema de salud, dado que al prolongar los tratamientos aumentan las hospitalizaciones, por el agravamiento o persistencias de enfermedades a las que no se les da la solución adecuada por demora en su gestión.

En paralelo se viene produciendo en los últimos años un colapso de los servicios de Urgencias en los dos hospitales principales de la capital, en invierno cuando se produce el brote estacional de gripe y en verano con la reducción de camas, vacaciones del personal y reducción del horario de los centros de atención primaria. FACUA Sevilla considera que estas situaciones son una prueba más de la devaluación de la calidad del servicio que presta el SAS.

Presupuesto insuficiente

FACUA Sevilla critica, además, que pese a la notoria merma en el servicio público de salud, el presupuesto andaluz para Sanidad es claramente insuficiente. Si bien en 2017 se contempla una subida del 5,4% en política sanitaria (para toda la comunidad autónoma), el 65% de este presupuesto (312,59 millones de un total de 479,29 millones de euros) se dedicará a aumentar la asistencia sanitaria con medios ajenos. La asociación considera que esto supone devaluar aún más la sanidad andaluza por la vía de la desamortización de los recursos públicos. De otra parte, las disminuciones sufridas en los últimos años en políticas activas de promoción de la salud no se recuperan, lo que significa reducir las ayudas a programas de promoción tan importantes como el dedicado a la prevención del VIH.

De acuerdo a una encuesta sobre la calidad de la sanidad andaluza llevada a cabo por FACUA Andalucía en 2015, el 76% de los usuarios en las ocho provincias consideró que la calidad asistencial de la sanidad pública ha empeorado en los últimos cinco años.

Ya somos 204.662