En contra de las acusaciones vertidas por su ex portavoz

La marea blanca de Sevilla reivindica su carácter "plural y democrático" en defensa de la sanidad pública

La portavocía elegida en la última asamblea de este movimiento aclara que la elección de sus representantes obedece a un proceso absolutamente transparente y abierto a todas las sensibilidades que confluyen.

La marea blanca de Sevilla reivindica su carácter "plural y democrático" en defensa de la sanidad pública

La marea blanca de Sevilla reivindica su carácter "plural y democrático" en defensa de la sanidad pública. En este sentido, la portavocía elegida en la última asamblea de este movimiento aclara que la elección de sus representantes obedece a un proceso absolutamente transparente y abierto a todas las sensibilidades que confluyen.

Así, y ante las informaciones que el diario ABC de Sevilla viene publicando, reflejadas también en redes sociales y referidas a la situación de este movimiento tras esa última asamblea celebrada el pasado día 17 de enero, los portavoces elegidos democráticamente en la misma desean hacer las siguientes consideraciones para conocimiento público:

En primer lugar, que en dicha asamblea estuvieron presente unas 70 personas, representando a distintos colectivos, convocados previamente por correo electrónico a través del listado que la organización de la marea dispone desde su primera reunión realizada en la asociación de vecinos Bermejales 2000 el día 7 de Enero.

Además, los portavoces aclaran que la asamblea del día 17 transcurrió dentro de una normalidad democrática, con los debates propios de plataformas plurales donde participan personas con ideologías y concepciones políticas muy dispares.

Todos los presentes coincidieron en analizar como un éxito la convocatoria de manifestación de la marea blanca en Sevilla, así como en proseguir en la defensa de una sanidad pública andaluza de calidad, gestión digna y contra los recortes que en gran medida son la causa del mal funcionamiento actual de los servicios sanitarios públicos: servicios de urgencias saturados, masificación asistencial, aumento de las listas de espera, precariedad laboral y desgaste profesional.

Por otro lado, en la asamblea se decidió formalizar una comisión redactora de un Manifiesto Programa de la marea blanca de Sevilla, que sirva como elemento de difusión de los análisis y propuestas que compartimos en esta plataforma. Dicha comisión se constituyó por las personas que voluntariamente se apuntaron en la misma asamblea.

En concreto, el penúltimo punto se trataba de la elección de las portavocías de la marea. Se plantearon dos propuestas a votación: Una de ellas proponía que la portavocía estuviera compuesta por una persona fija (el anterior portavoz, José Baena) y cuatro portavoces rotatorios. La otra propuesta consistía en que sólo hubiera cuatro portavoces (composición paritaria) rotatorios, que se renovaran en cada asamblea. Sometidas a votación ambas propuestas, resultó elegida esta segunda opción de forma claramente mayoritaria.

El anterior portavoz, José Baena, no sólo aceptó el método de votación propuesto, sino también participó de forma activa en la elección entre las dos propuestas planteadas. En la votación entre los cuatro portavoces rotatorios, éste también planteó su candidatura, aunque no estuvo entre las dos opciones más votadas.

Las votaciones tuvieron este resultado: Mª Carmen Romero con 37 votos y Lola Dávila, con 22, resultaron elegidas como portavoces femeninas. En cuanto a los masculinos, Sebastián Martín Recio, con 34 votos, y el vicepresidente de FACUA Sevilla, Jordi Castilla, con 26, fueron los elegidos. José Baena quedó en tercer lugar, con nueve votos.

Conocido el resultado adverso, Baena mostró su disconformidad, y acabada la reunión dijo que "no aceptaba" el resultado. Así, al día siguiente comenzó a emitir comunicados y declaraciones descalificando toda la reunión en la que había participado y a las personas y colectivos que habían votado una opción diferente a la suya. acusándoles de una conspiración de la izquierda radical.

"Seguimos abiertos a la más amplia y plural participación en defensa de la sanidad pública y contra los recortes. No queremos entrar en una batalla de descalificaciones públicas que sólo perjudican a esta movilización social que ha surgido en respuesta a la lamentable situación de los servicios sanitarios públicos y que ha de continuar. Así lo acordó la asamblea en su último punto, con una convocatoria amplia de todas las mareas y sectores que están por la dignidad en Andalucía, por el empleo de calidad y el desarrollo sostenible de nuestra tierra, por una mejora de los servicios públicos educativos, sanitarios, de la dependencia y una reactivación de la sociedad civil andaluza por sus derechos y por Andalucía", han subrayado los portavoces de la marea blanca de Sevilla.

Ya somos 204.113