FACUA considera razonable la subida eléctrica y desproporcionada la del gas natural propuestas por Industria

La Federación rechaza la penalización por consumos superiores a 650 kilovatios hora al mes.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera razonable la subida anual del 4,48% en las tarifas eléctricas domésticas y desproporcionada la trimestral del 4,24% en el gas natural propuestas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

En relación a la tarifa de la luz, FACUA valora que en el contexto actual, es razonable la subida propuesta, si bien resulta indispensable que el Ministerio abra un debate profundo sobre el sector contando con todos los agentes implicados, incluyendo a las asociaciones de consumidores representativas, a las que Industria mantiene prácticamente al margen de todos los sectores de los que tiene competencias.

No obstante, la Federación cree precipitada la introducción de penalizaciones por consumos superiores a 650 kilovatios hora al mes, un cambio estructural en la tarifa que posiblemente no tendrá en cuenta factores que delimitan lo que se consideraría si ese consumo es razonable o excesivo. Elementos que van desde la época del año hasta la zona geográfica, pasando por un elemento tan complejo de contrastar con fiabilidad como es el número de usuarios que residen en cada vivienda, el cual además en cada caso puede crecer o disminuir coyunturalmente.

Asimismo, FACUA reclama que las inversiones en distribución salgan especialmente reforzadas de la subida tarifaria, si bien considera positivo que buena parte se destine a la generación mediante energías renovables.

Por otro lado, la Federación consideraría inadmisible la citada subida si no se produce otra muy superior en la tarifa regulada que tienen las grandes industrias, la G4, desproporcionadamente baja y totalmente contradictoria con un marco liberalizado en el que si hay un sector que debe contratar tarifas del mercado libre son precisamente las empresas.

En relación al gas natural, la Federación critica que el año pueda comenzar con una primera subida trimestral treinta y cinco veces mayor que la de enero de 2005, cuando se situó en el 0,12%. Máxime cuando el último incremento, del pasado octubre, supuso nada menos que el 10,04%. En 2005, las subidas del gas natural han multiplicado por cinco la del IPC.

FACUA valora que estos incrementos del gas natural son otra de las consecuencias negativas del modelo de liberalización del sector. En ese sentido, critica la fórmula de cálculo utilizada por el Gobierno para aplicar las revisiones tarifarias trimestrales, ya que se limita a aplicar cálculos matemáticos relativos a la evolución de elementos como las materias primas y la distribución, obviando que en determinadas situaciones es necesario reducir los márgenes de beneficios del sector para contener incrementos excesivos para los consumidores.

Ya somos 198.330