El Albayzín lleva cinco días atracado en el puerto gaditano

FACUA insta a los pasajeros atrapados en Cádiz por la avería de Transmediterránea a pedir compensaciones

El barco debía haber partido hacia Canarias el lunes. La compañía está gestionando billetes de avión para los pasajeros, pero los vehículos y sus enseres permanecerán aún en Cádiz hasta que se repare la avería.

FACUA insta a los pasajeros atrapados en Cádiz por la avería de Transmediterránea a pedir compensaciones

FACUA-Consumidores en Acción insta a los pasajeros afectados por la avería del buque Albayzin, un barco mixto que transporta tanto pasajeros como mercancías y que lleva atracado desde el lunes en el puerto de Cádiz, que reclamen a la naviera Transmediterránea los perjuicios causados. El barco tenía que haber partido en dirección a Canarias, pero a causa de una avería aún no lo ha hecho.

FACUA denuncia que la compañía ha podido trasladar la mercancía a otro barco, el Maestro Sea, que navega ya rumbo a su destino, pero aún no ha solucionado el problema para los 227 pasajeros a bordo y sus enseres, por no disponer de más barcos disponibles, fuentes de la compañía citadas por Diario de Cádiz. Según el periódico, Transmediterránea ha empezado a gestionar billetes de avión para trasladar a los pasajeros a su destino, pero sus vehículos y enseres, entre los que hay una mudanza completa, aún permanecerán en Cádiz hasta que la avería quede reparada y el Albayzín pueda completar su trayecto.

El Albayzin fue construido en el 2004 y es parte de la flota Ferrimaroc, operada por Acciona Transmediterranea. Tiene capacidad para 1.000 pasajeros y puede transportar hasta 190 vehículos.

El incidente ya ha causado importantes perjuicios a muchos de los pasajeros, muchos de los cuáles viajan con mascotas enjauladas, no han podido incorporarse a sus obligaciones laborales a tiempo o han tenido que gastar un dinero que no estaba previsto en hoteles y comida. La asociación recuerda que la compañía es responsable de estos perjuicios, y a ella hay que reclamar tanto los cuantificables económica como moralmente.

Según la información del Diario de Cádiz, los pasajeros se sienten "atrapados" dentro del barco, y se manifiestan muy descontentos con la forma de proceder de la compañía, que no ofrece explicaciones más allá de que está intendo resolver el problema técnico que mantiene atracado en Cádiz al buque.

La compañía ha intentado compensar a los pasajeros de butaca, a los que les quedan más de 30 horas de viaje sentados, pagándoles un hotel, y a los que habían contratado camarote les ha pagado un dinero para su manutención, que según manifiestan algunos afectados es insuficiente. Estas indemnizaciones son independientes respecto a las contempladas por el Reglamento (UE) 1177/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo de 24 de noviembre de 2010.

Ya somos 204.111