Rubén Sánchez: "Hay motivos de sobra para sospechar de un fraude tras las subidas de la luz"

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia debe iniciar y anunciar la apertura de una investigación formal sobre esas descomunales subidas de la luz que se están produciendo a lo largo de este mes de enero. Hay que dilucidar si las eléctricas están actuando dentro de los márgenes que le permite la legislación, o por el contrario están alterando artificalmente el precio de la electricidad con prácticas que, por ejemplo, podrían ser la paralización o disminución de la producción eléctrica en determinadas centrales.

Hay que recordar que Iberdrola en 2013 manipuló la producción en tres centrales hidráulicas, precisamente para lograr una subida fraudulenta de los precios y fue sancionada por ello, aunque con una multa de veinticinco millones. Escasísima cuantía que desde luego no fue un acicate para que dejasen de ocurrir este tipo de irregularidades en el mercado.

También recordemos que el año pasado la misma Iberdrola en Estados Unidos fue objeto de una multa de más de trescientos millones de euros porque había manipulado los precios de cara a subir las tarifas a los consumidores de California.

Por tanto, hay elementos suficientes para sospechar, para no confiar en que las cosas estén ocurriendo como deberían y que no esté justificado el gran incremento eléctrico que se está dando a lo largo de estos primeros días de enero.

Ya somos 204.116