Análisis de las tarifas desde 1997

El recibo de la luz de enero, el más caro de la historia según FACUA: casi el doble que hace 10 años

FACUA ha reclamado CNMC que abra una investigación formal sobre las desproporcionadas subidas de la luz que se están produciendo durante este mes.

El recibo de la luz de enero, el más caro de la historia según FACUA: casi el doble que hace 10 años

La factura de la luz del mes de enero será la más cara de toda la historia, según pone de manifiesto el análisis de FACUA-Consumidores en Acción. De mantener la tendencia actual, el recibo del usuario medio superaría por primera vez los 90 euros, frente a los 80 euros del pasado diciembre.

FACUA denuncia que el precio del kWh batió este miércoles un nuevo récord, al situarse en 21,71 céntimos (17,07 más impuestos), ante la pasividad de un Gobierno que sigue negándose a intervenir en el sector eléctrico. Para acabar con la especulación del oligopolio energético, la asociación reclama que sea el Ejecutivo el que fije las tarifas para los consumidores domésticos y que establezca precios asequibles para las familias con menos recursos económicos.

Con las tarifas vigentes entre el 1 y el 26 de enero, el usuario medio (consumo de 366 kWh y potencia de 4,4 kW) pagaría 88,06 euros. Sólo en los últimos 10 días, la subida ha sido de casi 4 euros.

FACUA advierte de que el recibo de enero será en torno a un 85% más caro que hace 10 años. En enero de 2007 se situó 48,59 euros, prácticamente el mismo importe que en el mismo mes de 1997, 48,98 euros.

El recibo de enero de 2017 estará, según señala el análisis de FACUA, por encima de los máximos históricos que sufrieron los usuarios. Se produjeron en julio de 2015, mes en que la facturación del usuario medio alcanzó los 81,18 euros, y entre enero y marzo de 2012, fechas en las que se situó en 74 euros, pero posteriormente las eléctricas refacturaron hasta alcanzar los 88,66 euros como consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo.

FACUA ha calculado el importe del recibo de la luz del usuario medio en los meses de enero de los últimos 20 años:

Enero 1997: 48,98 euros

Enero 1998: 47,47 euros

Enero 1999: 46,29 euros

Enero 2000: 44,63 euros

Enero 2001: 42,83 euros

Enero 2002. 42,83 euros

Enero 2003: 43,47 euros

Enero 2004: 44,11 euros

Enero 2005: 44,88 euros

Enero 2006: 46,89 euros

Enero 2007: 48,59 euros

Enero 2008: 50,20 euros

Enero 2009: 57,29 euros

Enero 2010: 61,78 euros

Enero 2011: 72,97 euros

Enero 2012: 74,00 euros (88,66 tras el recálculo impuesto por el Supremo)

Enero 2013: 80,47 euros

Enero 2014: 78,68 euros (67,62 tras el recálculo realizado por el Gobierno)

Enero 2015: 79,62 euros

Enero 2016: 67,84 euros

Enero 2017: 88,06 euros con las tarifas vigentes hasta el 26 de enero.

Petición a la CNMC

FACUA ha reclamado este miércoles a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que abra una investigación formal sobre las desproporcionadas subidas de la luz que se están produciendo durante este mes de enero.

La asociación ha remitido un escrito a la CNMC en el que le solicita que investigue para intentar aclarar si las eléctricas están operando dentro los márgenes que les permite la legislación o, por el contrario, se están manipulando al alza los precios artificialmente mediante prácticas como la disminución de la producción de determinadas centrales.

FACUA recuerda que hay antecedentes que inducen a sospechar: en 2015, la CNMC multó con 25 millones de euros a Iberdrola por haber manipulado de manera fraudulenta los precios de la electricidad mediante la diminución la producción de las centrales hidráulicas de Duero, Sil y Tajo entre el 30 de noviembre de 2013 y el 23 de diciembre de 2013. La asociación consideró ridícula la cuantía de la multa y advirtió de que no tenía un efecto disuasorio para evitar que se repitiesen fraudes de esta envergadura.

Se esté o no produciendo un fraude en la actualidad, FACUA reivindica un cambio en el modelo de fijación de precios, ya que el mecanismo facilita la especulación y conlleva la injustificada carestía de las tarifas. La liberalización energética ha sido una gran estafa para los consumidores, asevera la asociación, que recuerda que España es uno de los Estados miembro de la Unión Europea con las tarifas más caras y los niveles más altos de pobreza energética.

Exige la intervención del sector

FACUA exige la intervención del sector para que sea el Ejecutivo el que fije periódicamente una tarifa asequible, dado que el sistema de fijación de precios existente en el mercado de la generación español fomenta la especulación y los abusos. La asociación denuncia que hoy por hoy, es el sector eléctrico el que tiene intervenido al Gobierno, cuya política energética está más orientada a proteger los intereses de las compañías que los de los usuarios.

Se trata, advierte FACUA, de un sector donde nunca ha existido la competencia que se prometió engañosamente a los consumidores cuando se inició su liberalización, por lo que la única solución es emprender medidas similares a las adoptadas hace años en la UE con las tarifas móviles de roaming, de manera que sea el Gobierno el que fije los precios para los consumidores domésticos.

Además, la asociación demanda la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, del 21%, impropio de un servicio esencial. En este sentido, reclama al Gobierno que baje el IVA de la luz al tipo mínimo permitido por la normativa europea, legislación que también debe ser modificada para facilitar una bajada mayor.

Ya somos 191.368