Desde el pasado diciembre

FACUA Andalucía pide a Renfe que detenga el plan de reestructuración de Cercanías en Cádiz y Sevilla

La operadora ha eliminado cuatro mil plazas diarias en el servicio de ambas provincias a través de la sustitución de convoyes por otros de Barcelona más pequeños y más viejos.

FACUA Andalucía pide a Renfe que detenga el plan de reestructuración de Cercanías en Cádiz y Sevilla
Las localidades perjudicadas vienen demandando una ampliación y mejora del servicio de Cercanías. | Imagen: flickr.com/vicisanti (CC BY-NC-ND 2.0).

FACUA Andalucía reclama a Renfe que detenga el plan de reestructuración de Cercanías en Cádiz y Sevilla que implica la pérdida de cuatro mil plazas diarias en ambos núcleos de servicio. La operadora ha decidido sustituir convoyes Civia que estaban en funcionamiento en ambas provincias por trenes de menor capacidad y de mayor antigüedad desde el pasado mes de diciembre. En total se verán afectados 18 trenes de los que operan en la red.

La decisión de Renfe se traduce en más de un millón de plazas anuales en el servicio prestado en estos núcleos de Cercanías andaluces.

La federación recuerda que las localidades perjudicadas vienen demandando, precisamente, lo contrario, es decir, medidas que permitan una ampliación o mejora en las líneas de Cercanías. Renfe no sólo no ha atendido estas reivindicaciones, sino que además ha decidido actuar en un sentido completamente contrario.

Además, este tipo de decisiones van en contra del fomento de la movilidad sostenible, dado que, si se reducen las plazas y esto provoca un empeoramiento de la calidad del servicio, los usuarios se verán incentivados para utilizar de manera preferente el vehículo privado en lugar del transporte público, algo que además de perjudicar la economía de los consumidores, agrava la situación medioambiental.

FACUA Andalucía considera que la ampliación y mejora del servicio prestado en Barcelona, destino de los convoyes andaluces, no puede hacerse a costa de perjudicar a los viajeros de Cádiz y Sevilla, sino que las acciones de mejora deben aplicarse de forma generalizada.

La federación destaca que, si bien puede haber momentos puntuales en los que la capacidad de los trenes en servicio en Cádiz y Sevilla no se complete, en determinados horarios la saturación de pasajeros es un hecho, por lo que la decisión de Renfe redundará en la masificación de viajeros, falta de plazas suficientes y el colapso del servicio, especialmente en algunas líneas de la red.

Ya somos 202.113