Acuerdo con las autoridades

Volkswagen pagará 1.121 millones de euros en EEUU para recomprar los coches 3.0 afectados por el fraude

De esa cifra saldrán también la reparación de algunos de los 78.000 vehículos de este tipo, las compensaciones a los propietarios y una contribución a un fondo de protección medioambiental.

Volkswagen pagará 1.121 millones de euros en EEUU para recomprar los coches 3.0 afectados por el fraude

La multinacional alemana Volkswagen ha alcanzado un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos para el pago de alrededor de 1.200 millones de dólares (1.121 millones de euros al cambio actual) por el fraude en las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos modelos diésel con motor de 3.0 litros, según documentos judiciales. Si bien se había llegado a un principio de acuerdo para este tipo de vehículos en noviembre de 2016, no ha sido hasta ahora cuando han trascendido las cantidades que la empresa se verá forzada a desembolsar.

Este monto incluye la reparación o recompra de los vehículos afectados y la compensación a los propietarios de los 78.000 vehículos diésel con motor de 3.0 litros de las marcas Volkswagen, Audi y Porsche afectados por el caso. Además, la multinacional también incluye en este monto una contribución de 225 millones de dólares (210 millones de euros) a un fondo de protección medioambiental que se está creando en relación con el caso.

Sin embargo, las soluciones técnicas propuestas para las reparaciones deben ser aprobadas aún por los reguladores. En caso de que no obtengan el visto bueno, la compañía podría verse obligada a desembolsar más de 4.000 millones de dólares (3.738 millones de euros) para recomprarlos.

La empresa anunció que, según lo acordado, reparará sin coste para los clientes estadounidenses 58.000 unidades de los modelos Volkswagen Touareg, Audi Q7, Audi A6, A7, A8, A8L y Q5 y Porsche Cayenne, fabricados entre 2012 y 2016 y que equipan el propulsor TDI de 3.0 litros con el software. Asimismo, la compañía recomprará en Estados Unidos 20.000 unidades los modelos Volkswagen Touareg y Audi Q7 de entre 2008 y 2012.

Además, la corporación automovilística también pagará 215 millones de dólares (23,3 millones de euros) al Comité de Recursos del Aire del Estado de California, con el fin de impulsar la utilización de vehículos de cero emisiones en dicha región.

Volkswagen manipuló los vehículos diésel con motores TDI EA 189 de sus marcas Volkswagen, Seat, Skoda y Audi con un software que les permitía pasar los exámenes de emisiones previos a la puesta en circulación de los nuevos modelos pero que una vez en carretera dejaban que los coches contaminasen muy por encima de los límites legales. El fraude, que afecta a alrededor de 11 millones de vehículos en todo el mundo, tiene casi 700.000 en España.

¿Quieres sumarte a la #QuerellaVW?
Ya somos 7.066

  1. Únete a nuestra plataforma de afectados (pulsa aquí)
  2. Hazte socio pleno de FACUA
  3. Abona la cuota extraordinaria
  4. Envíanos la documentación