Aplica ya la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

La Audiencia de Pontevedra descarta "cosa juzgada" en una reclamación por las cláusulas suelo

En una sentencia, acuerda condenar a la entidad financiera Abanca a abonar a los afectados las cantidades indebidamente satisfechas desde la fecha de la firma del préstamo hipotecario.

La Audiencia de Pontevedra descarta "cosa juzgada" en una reclamación por las cláusulas suelo

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha dictado una sentencia, de fecha 11 de enero de 2017, en la que rechaza la posibilidad de apreciar cosa juzgada o pérdida sobrevenida del objeto en una demanda presentada por un afectado por las cláusulas suelo.

El fallo aplica el dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo declaradas abusivas. En concreto, la Sección Primera de la Audiencia descarta la postura de NCG Banco (hoy Abanca) de que esta causa se trataba de una "cosa juzgada" y de que concurría "pérdida sobrevenida de objeto", y centra el debate en la fecha a la que debía retrotraerse la nulidad.

Así, cuestiona si debe retrotraerse al momento de celebración del contrato -como pedía la parte demandante-, o a la fecha de publicación de la primera de las sentencias de la Sala Primera del Tribunal Supremo, que acordó la nulidad por falta de transparencia -como defiende la parte demandada-.

Retroactividad

En este caso, la entidad, en cumplimiento de la sentencia del Supremo, había procedido a eliminar del contrato de hipoteca suscrito con la actora la controvertida cláusula suelo, y le había abonado en su cuenta la diferencia a su favor más intereses, pero solo desde la fecha citada, esto es, desde el 9 de mayo de 2013. No satisfecha con esta cantidad, interpuso una demanda para recuperar el resto.

Sin embargo, la Audiencia Provincial de Pontevedra apunta que, "sin perjuicio de reconocer la existencia de argumentos sólidos en favor de las diferentes posiciones adoptadas", la sentencia europea ha resuelto "de forma clara y contundente que no cabe limitar en el tiempo los efectos de la declaración de nulidad de las cláusulas que se declaran abusivas" sin contravenir el derecho comunitario.

Por tanto, los magistrados han acordado condenar a la entidad financiera a abonar a los demandantes las cantidades indebidamente satisfechas desde la fecha de celebración del contrato de préstamo con garantía hipotecaria.

¡Únete! Te ayudamos a reclamar cláusula suelo y gastos de formalización de hipotecas
Ya somos 18.517