FACUA critica que los intereses de los consumidores no se han puesto por encima de los de Nestlé en la gestión de la alerta sobre sus leches infantiles

La Federación lamenta las contradicciones entre las informaciones facilitadas por Nestlé y el Ministerio de Sanidad y Consumo.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) critica que los intereses de los consumidores y su derecho a la información no se han puesto en primer lugar en la gestión de la alerta alimentaria de las leches infantiles de Nesté, cuyas circunstancias no se han dado a conocer a la opinión pública durante más de dos meses y sólo han trascendido en España después de que los revelasen las autoridades italianas.

FACUA defiende que el principio de precaución debe ponerse siempre por encima de los intereses económicos de las empresas, cosa que no ha ocurrido en esta ocasión.

Asimismo, FACUA lamenta las contradicciones entre la información facilitada por el Ministerio de Sanidad y Consumo a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, que ha asegurado que "Nestlé retiró en septiembre todas las unidades del mercado español", y la hecha pública por la propia empresa, que informó ayer a los medios de comunicación que "procederá a la sustitución inmediata" de los lotes afectados, ya que no fueron retirados ese mes. Algo que sólo generará desconfianza entre los consumidores y una mayor preocupación.

También se muestra crítica la Federación ante el hecho de que el Ministerio no le haya remitido ningún tipo de información al respecto desde que Bruselas le dio a conocer la situación y ni tan siquiera en el día de ayer. FACUA reclama una vez más la incorporación de las asociaciones de consumidores al sistema de redes de alerta que coordina Sanidad y Consumo con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, mediante el que se dan a conocer, entre otros datos, los productos que han de ser retirados del mercado.

En relación a los productos afectados, se trata de las leches infantiles líquidas Nidina 1 y Nativa 2 con fechas de caducidad iguales o anteriores a junio de 2006, y Nidina 2 con caducidad igual o anterior a agosto de 2006. La Federación recomienda a los consumidores que hayan adquirido estos productos que dejen de utilizarlas.

Ya somos 197.911