Nueve de cada diez critican que las urgencias de sus hospitales están saturadas

El 82% de encuestados cree que la sanidad pública en Andalucía ha empeorado en los últimos 2 años

FACUA Andalucía considera muy preocupantes los numerosos resultados negativos que arroja su 'Encuesta sobre la calidad de la sanidad pública en Andalucía', en la que han participado 5.447 usuarios.

El 82% de encuestados cree que la sanidad pública en Andalucía ha empeorado en los últimos 2 años

El 82% de los usuarios encuestados por FACUA Andalucía en las ocho provincias de la Comunidad considera que la calidad asistencial de la sanidad pública ha empeorado en los últimos dos años. Sólo el 3% cree que el sistema sanitario público ha mejorado, mientras que el 15% valora que no ha cambiado ni a mejor ni a peor.

En la Encuesta de FACUA sobre la calidad de la sanidad pública en Andalucía, realizada a lo largo del pasado mes de enero, han participado 5.447 usuarios de toda Andalucía. De ellos, 3.349 son hombres y 2.098 mujeres. En cuanto al rango de edad, 273 encuestados tienen entre 18 y 30 años, 4.125 entre 31 y 60 años y 1.049 más de 60 años.

FACUA Andalucía considera muy preocupantes los numerosos resultados negativos que arroja su encuesta. De hecho, son sensiblemente peores que los recabados a finales de 2015, en la última encuesta que la federación elaboró sobre la calidad de la sanidad pública andaluza, llegándose en algunos aspectos a empeorar hasta en 14 puntos porcentuales la percepción que los ciudadanos tienen de ella. Sin ir más lejos, si hoy es el 82% de los usuarios los que consideran que su estado ha empeorado, hace un año era el 76%, seis puntos menos.

Lógicamente, la sensación de que el sistema ha mejorado también desciende notablemente. Si a finales de 2015 así lo estimaba el 7%, hoy únicamente lo mantiene el 3%.

La federación critica que la devaluación de la calidad de la sanidad pública andaluza se ha venido produciendo en paralelo a eliminación de los órganos de participación ciudadana por parte de la Consejería de Salud. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) es cada vez menos transparente ante los agentes sociales y la Junta tiene cerradas las puertas a la participación de los representantes de los usuarios, sostiene FACUA Andalucía.

Colapso en las urgencias

El dato más negativo de la encuesta se refiere a los tiempos de espera de los servicios hospitalarios de urgencias. Casi el 90% (85% en 2015) de los usuarios encuestados critica que las urgencias de sus hospitales de referencia están saturadas y sólo el 5% valora que funcionan con normalidad (el resto no sabe/no contesta).

En cuanto a las urgencias de los centros de salud, el 64% de los andaluces cree que están saturadas (en 2015 únicamente el 55% lo creía, once puntos menos) y el 23% entiende que funcionan con normalidad.

Excesivos plazos para el especialista, pruebas e intervenciones

Los plazos para obtener cita con el especialista también son objeto de un elevadísimo porcentaje de críticas. El 79% de los encuestados considera que el tiempo de espera es excesivamente alto, el 9% lo entiende razonable y sólo el 12% lo considera reducido.

En lo que se refiere a las citas con el médico de cabecera, el 35% considera muy largo el plazo (en 2015 era sólo el 22%), el 22% lo ve razonable y el 43% lo valora reducido.

Los plazos para la realización de pruebas diagnósticas (radiografías, análisis...) son excesivos en opinión del 66% de los usuarios. En este punto, el descontento de los usuarios es elevadísimo: hace un año, sólo el 52% lo creía. Hoy ese descontento se eleva en un 14% más, hasta alcanzar ese 66%. Por su parte, el 17% los considera razonables y el 16% los entiende reducidos.

Para las invervenciones quirúrgicas, los plazos son considerados excesivos para el 71% (en 2015 era el 62%, nueve puntos menos) de los andaluces, razonables para el 7% y reducidos para otro 10%.

Tiempos de espera en los ambulatorios

Más de uno de cada tres encuestados, el 39%, critica que habitualmente tiene que esperar un tiempo superior a los 30 minutos con respecto a la hora de su cita cuando acude al médico de cabecera. El 45% indica que suele esperar entre 15 y 30 minutos y el 15% menos de un cuarto de hora.

El 68% de los andaluces que ha participado en la encuesta advierte de que ha notado alguna limitación por parte de los médicos para prescribirles medicamentos, frente al 30% que no tiene esa apreciación.

El 21% de los usuarios critica que el personal sanitario no suele ofrecerle una información completa y comprensible sobre su dolencia o patología y el tratamiento que debe seguir. El 38% valora que sí les informan correctamente y otro 40% entiende que a veces sí y otras no.

El 33% de los encuestados considera adecuado el tiempo que el médico dedica a atenderle, el 42% valora que a veces sí y otras es inadecuado, mientras que el 25% critica que habitualmente la duración de la atención es corta.

El 69% se queja de que su médico de cabecera le restringe o limita las derivaciones al especialista (el 33% dice que esto ocurre casi siempre y el 36% que a veces). Sólo el 27% valora que no sufre esa limitación.

El 53% de los usuarios cree que su centro de salud es adecuado a sus necesidades. Hace un año lo creía el 60% de los usuarios, lo que revela la cada vez mayor percepción negativa de las instalaciones sanitarias. Mientras, el 25% considera que necesita una reforma, el 16% cree que es pequeño y sólo el 2% se queja de que está sucio.

Uno de cada cuatro reclama

Uno de cada cuatro usuarios encuestados, el 27%, señala haber presentado alguna reclamación por escrito para hacer constar la demora en la atención en su centro de salud u hospital. El 72% indica que no ha presentado nunca una queja.

Ya somos 200.502