Un estudio de FACUA revela diferencias de hasta el 131% en las tarifas de los autobuses urbanos de veintiocho ciudades

El bonobús o tarjeta recargable ha subido en 2005 una media del 6,8%, más de tres puntos por encima del IPC.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha efectuado un estudio comparativo sobre las tarifas de los autobuses urbanos de veintiocho ciudades españolas, entre las que ha detectado diferencias que alcanzan hasta el 131%.

Este año, casi siete de cada diez tarifas analizadas subieron por encima del IPC de 2004, que se situó en el 3,2%. La subida media de la modalidad más utilizada, el bonobús o tarjeta recargable, fue del 6,8%. El precio del billete univiaje aumentó una media del 4,8%.

FACUA demanda a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en los consejos de administración de las empresas públicas de autobuses para que los representantes de los usuarios conozcan y participen de forma directa en las decisiones sobre la calidad del servicio y las tarifas.

El estudio contempla las tarifas del billete univiaje, el bonobús o tarjeta recargable y la tarjeta mensual. Asimismo, se incluyen las tarifas especiales para jóvenes, estudiantes, desempleados, discapacitados, pensionistas y jubilados.

Bonobús y tarjeta recargable

Utilizar el bonobús o tarjeta recargable representa de media un ahorro mínimo del 38% frente al billete univiaje, que alcanza el 70% si siempre se realiza trasbordo, en las ciudades donde incluyen esta posibilidad.

El bonobús o la tarjeta con diez viajes cuesta una media de 5,30 euros. En los casos de los que incluyen trasbordo, el precio medio es de 5,32, y en los que no se permite esta opción, 5,35 euros.

Esta modalidad de viaje ha subido este año una media del 6,8%. El incremento medio de los bonos o tarjetas que permiten realizar trasbordos gratuitos ha sido del 5,8%, mientras que el de los que no ofrecen esta posibilidad ha sido del 8,23%.

Murcia es la ciudad donde el incremento ha sido mayor, nada menos que del 51,5%, seguida de Zaragoza, 17,4%, y Castellón, 11,1%, en todos los casos modalidades con trasbordo.

En cuanto a las diferencias de las tarifas, las modalidades con trasbordo alcanzan hasta el 131%, y en el caso del bonobús o tarjeta que no permite los trasbordos del 100%.

Las ciudades donde se venden los bonobús o tarjetas con trasbordo más caros son Murcia, con 8,33 euros, Barcelona y Valencia, ambos 6,30 euros. Los más económicos están en Salamanca, 3,60 euros, Castellón, 4,00 euros, y Logroño, 4,27 euros.

En cuanto al bono o tarjeta sin trasbordo, la localidad más cara es Palma de Mallorca, donde cuesta 8,00 euros. Le siguen Madrid, 5,80 euros, y Almería, 5,75 euros. Por su parte, las ciudades más baratas son Ciudad Real, con un bonobús de 4,00 euros, y Zaragoza, 4,43 euros.

Los bonobús o tarjetas no permiten trasbordo en nueve ciudades, Almería, Badajoz, Ciudad Real, Cuenca, Huelva, Jaén, Madrid, Málaga y Santa Cruz de Tenerife. Por otro lado, cuentan con bonobús o tarjeta con trasbordo A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Castellón, Córdoba, Gijón, Granada, Logroño, Pamplona, Salamanca, Sevilla, Valladolid, además de Valencia, Murcia, Palma de Mallorca, Santander y Zaragoza, que tienen las dos opciones.

Billete univiaje

El billete univiaje cuesta una media de 0,87 euros.

El univiaje más caro es el de Barcelona, 1,15 euros, seguido del de Palma de Mallorca, 1,10 euros. Por su parte, Logroño, 0,56 euros, Castellón y Cuenca, con 0,65 euros, son las ciudades con el billete univiaje más barato. Las diferencias en los billetes univiaje llegan a alcanzar el 105%.

Murcia es el municipio donde la subida del billete univiaje ha sido mayor, del 21,4%, seguida de Bilbao, 17,7%, y Gijón, 11,1%.

Ahorro para los usuarios habituales

Santander, Palma de Mallorca y Sevilla son las ciudades donde comprar un bonobús o tarjeta representa un ahorro más elevado con respecto al billete univiaje. El ahorro alcanza en Santander el 50% en el caso de la opción sin trasbordo y entre el 50 y 75% con trasbordo (según si se aprovecha ninguno o se hace en diez ocasiones). En Palma de Mallorca, el ahorro al utilizar la tarjeta con trasbordo alcanza entre el 59 y el 80%. Les sigue Sevilla, con entre un 50 y un 75% de ahorro al utilizar su bonobús con trasbordo.

Por el contrario, las empresas de autobuses que premian menos a los usuarios habituales del transporte público son las de Cuenca y Murcia. En la primera, el ahorro que representa su bonobús sin trasbordo frente al billete univiaje sólo alcanza el 23%. El bonobús con trasbordo de Murcia supone un ahorro de entre el 2% y el 51% (según el número de trasbordos aprovechados) con respecto al billete univiaje.

Tarjeta mensual

Por último, la tarjeta mensual, existente en doce de las veintiocho ciudades analizadas, cuesta una media de 28,56 euros, un 2,2% por encima de los 27,94 euros del año pasado. Sus precios, que difieren hasta un 160%, van desde los 15,65 euros de Salamanca hasta los 40,75 euros de Barcelona.

Jóvenes, estudiantes, pensionistas, parados...

Veintisiete de las ciudades tienen tarifas especiales para jubilados y pensionistas, buena parte de ellas gratuitas, y veintidós para jóvenes y estudiantes. Sin embargo, sólo seis de las veintiocho ciudades tienen tarifas más bajas para desempleados, y los discapacitados las tienen en únicamente ocho municipios.

Ya somos 203.591