Critica las escasas y ridículas sanciones de la Junta ante fraudes masivos

Los andaluces plantearon más de 28.000 consultas y reclamaciones en FACUA durante el último año

El sector de la automoción fue por primera vez el más denunciado, debido al fraude de los motores del grupo Volkswagen. Telecos y banca ocuparon la segunda y tercera posición.

Los andaluces plantearon más de 28.000 consultas y reclamaciones en FACUA durante el último año

Durante el año pasado, los consumidores andaluces plantearon más de 28.000 consultas y reclamaciones en FACUA y sus asociaciones en las ocho provincias de la Comunidad (ver tablas).

Los equipos jurídicos de FACUA en Andalucía emprendieron 7.022 procesos de reclamación en defensa de sus asociados a lo largo de 2016. A ellos se sumaron 21.235 solicitudes de asesoramiento planteadas por los consumidores a través de la web FACUA.org, el teléfono 954 90 90 90 y las oficinas de las asociaciones provinciales de FACUA.

El sector de la automoción fue por primera vez el que provocó más denuncias de los andaluces en FACUA, con el 29,6%, debido al fraude de los motores diésel del grupo Volkswagen. FACUA ha constituido la mayor plataforma de afectados de la Unión Europea, que cuenta ya con más de 43.000 conductores, de los que 9.349 son andaluces. La asociación representa ya a 6.576 usuarios en la causa penal abierta contra Volkswagen en la Audiencia Nacional.

En segundo lugar en este ranking del fraude estuvieron las compañías de telecomunicaciones, que originaron el 22,6% de las reclamaciones en FACUA. La tercera posición la ocupó de la banca, con el 11,0%, seguida muy de cerca por las compañías energéticas, que provocaron el 10,1% de las denuncias.

En quinta posición en las denuncias, el sector asegurador, con el 4,7%. A continuación, la compra y reparación de electrodomésticos, con el 4,1%, y los transportes, fundamentalmente el aéreo, con el 3,2%.

Críticas a la Junta

FACUA Andalucía lamenta que pese a la magnitud de los fraudes empresariales sufridos por los usuarios, la Junta de Andalucía haya reducido este año un 3,3% los ya de por sí exiguos presupuestos para las políticas de protección de los consumidores y continúe manteniendo su autoridad de Consumo bajo mínimos en medios técnicos y sin unas líneas de actuación marcadas por su dirección política.

En lo que va de legislatura, la autoridad autonómica de protección a los consumidores, dependiente de la Consejería de Salud, ha seguido ocultando a FACUA Andalucía qué medidas lleva a cabo ante sus denuncias por los fraudes de las que son víctimas los consumidores. La federación critica las escasas y ridículas multas que se producen ante los fraudes masivos.

Tres macrofraudes se saldan con multas ridículas

Tres de los macrofraudes denunciados por FACUA Andalucía ante la Junta se han saldado con sanciones ridículas. Así, el Gobierno andaluz ha decidido reducir a 13 millones de euros sus multas a la banca por defraudar miles de millones con la cláusula suelo, cuatro años después de que FACUA denunciase ante la autoridad de Consumo a una veintena de entidades. La primera subida de tarifas de Movistar Fusión, que Telefónica lanzó al mercado con la promesa de mantenerlas "para siempre", ha sido objeto de una multa de 6,23 millones, pese a que la compañía cobró más de 70 millones de euros a sus clientes en Andalucía con este fraude. En cuanto a la aplicación de tarifas ilegales por alquiler de contadores de la luz, la multa a Endesa ha sido de sólo 1,79 millones: incluye el importe de las cantidades defraudadas durante un sólo año, pese a que las irregularidades se venían produciendo desde hace seis.

Los principales motivos de las reclamaciones

En el sector de las telecomunicaciones, los principales motivos de las denuncias de los andaluces fueron, junto a las subidas fraudulentas de tarifas aplicadas por las principales compañías, los incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. Asimismo, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta son otras de las quejas planteadas por los consumidores.

En lo que se refiere a las denuncias contra la banca, estuvieron protagonizadas especialmente por las cláusulas suelo y otras cláusulas abusivas en contratos de préstamos al consumo o hipotecarios, además de comisiones cobradas irregularmente. Miles de andaluces se han sumado ya a la plataforma informativa de FACUA para batallar contra los bancos por la recuperación del dinero cobrado fraudulentamente con las cláusulas suelo y los gastos de formalización de sus hipotecas.

En las reclamaciones contra empresas del sector energético ocupan un lugar cada vez más destacado los fraudes que cometen las compañías a través de sus comerciales: ofertan puerta a puerta falsos descuentos que en realidad encarecen las facturas o engañan a los usuarios para que les muestren sus recibos y así poder hacerse con sus datos con el fin de modificarles fraudulentamente sus contratos. También se producen numerosas quejas por la falta de lectura de los contadores durante largos periodos, aplicando posteriormente facturas desproporcionadas.

Ya somos 197.912