Se presenta como asesora de Policía y Guardia Civil, algo que desmintieron ambos cuerpos

Primero con Luis Pineda y ahora con Eduardo Inda: destapamos los montajes difamatorios de María Rosa Díez

Está detrás de decenas de perfiles en Twitter y webs, como la que inventa una querella por estafa contra FACUA. En la red hay numerosas informaciones que la acusan de acoso, spam, amenazas, plagios e impagos.

Primero con Luis Pineda y ahora con Eduardo Inda: destapamos los montajes difamatorios de María Rosa Díez

Eduardo Inda usó un montaje de la empresaria María Rosa Díez para acusar a FACUA-Consumidores en Acción de ser "la nueva Ausbanc" y haber "estafado más de 1 millón de euros". El equipo jurídico de la asociación prepara acciones judiciales contra ambos por sus difamaciones. Luis Pineda ya ha sido condenado en tres ocasiones por sus campañas calumniosas contra FACUA y su portavoz, Rubén Sánchez, una de ellas también diseñada por Díez.

"El principio del fin para FACUA", anunciaba hace unos días Okdiario, el digital dirigido por Inda, que publicó dos reportajes y un editorial donde aseguraba que los más de 6.000 afectados por el fraude de los motores de Volkswagen a los que la asociación representa en los tribunales le habían interpuesto una querella por estafa. Los diarios Autobild y Economía Digital destaparon que todo era un bulo y que no existía ninguna "plataforma de afectados" que hubiese denunciado a FACUA. Ahora, una investigación ha puesto al descubierto quién es su autora.

María Rosa Díez está detrás de decenas de perfiles en Twitter y páginas webs como SocialBlaBla, desde los que publica todo tipo de montajes difamatorios. Imparte cursos sobre redes sociales y es muy polémica en el sector: en la red hay multitud de informaciones en las que la acusan de acoso, amenazas, plagios, impagos, prácticas de spam y de insultar a alumnos que se quejan de la mala calidad de sus cursos. Sus acreedores le reclaman deudas de decenas de miles de euros.

Díez lleva muchos años diciendo ser "asesora y profesora de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado" para captar clientes. FACUA destapó en 2013 que tanto la Policía como la Guardia Civil le desmintieron que trabajase para ellos. Motivada por ello, desde entonces ha emprendido una larga lista de campañas de difamación contra FACUA, su portavoz, Rubén Sánchez, y personas de su entorno.

Una web anónima y cuentas falsas de Twitter

El bulo publicado por el diario de Inda tiene su origen el pasado 20 de noviembre, cuando una supuesta abogada publicó desde su cuenta de Twitter, @letradamendez, un enlace a una información colgada en la hasta entonces inédita web pasionporlasruedas.com. En ella se aseguraba que el día 9 de ese mes, una "Plataforma de Afectados por FACUA" había interpuesto una querella por estafa contra la asociación tras haber celebrado una "Asamblea" donde aprobaron esta decisión.

El principal motivo de la supuesta denuncia por estafa sería, según la publicación, que FACUA había ocultado a los usuarios personados a través de su equipo jurídico como acusación particular en el caso Volkswagen que deben seguir siendo socios de la organización hasta que finalice el procedimiento judicial y, por tanto, abonar su cuota anual. Además de inventar esa falta de información, la noticia también aportaba numerosos datos falsos sobre los importes de las cuotas abonados por los socios de FACUA, las actuaciones llevadas a cabo desde la asociación en defensa de los afectados por el dieselgate y su papel en la causa abierta en la Audiencia Nacional contra la matriz alemana del grupo multinacional.

La cuenta de Twitter que dió a conocer la en realidad inexistente querella de la también ficticia "Plataforma de Afectados por FACUA" no es más que un fake creado el pasado octubre con el único objetivo de calumniar y minar la reputación de FACUA, su portavoz y su social media manager, Keka Sánchez. La persona que está detrás de @letradamendez inventa ser una abogada de Málaga, María Pilar Méndez, y ha lanzado ya más de 400 tuits difamatorios. La foto de su perfil es en realidad una imagen de la futbolista y jugadora de esgrima argentina Josefina Méndez Bello.

En cuanto a la web Pasión por las ruedas, se creó con la apariencia de un diario digital especializado en el mundo de la automoción. Pero con sólo echar un vistazo a las 60 noticias publicadas en él puede comprobarse que todas, menos una, están copiadas de otros digitales y fechadas en su práctica totalidad entre los días 17 y 19 de noviembre de 2016. Decenas de noticias de relleno y una única información creada expresamente por la persona que está detrás de la web: la dedicada al bulo difamatorio contra FACUA.

En diciembre, la autora del montaje creó otro perfil fake en Twitter, @afectadosfacua, que hasta la fecha lleva lanzados un centenar de tuits para propagar el bulo. Un periodista del diario Economía Digital envió varios mensajes privados a esa cuenta para contrastar si existían tanto la "Plataforma de Afectados" como la querella contra FACUA. Se limitaron a remitirle a la web pasionporlasruedas.com y se negaron a "hablar, conceder entrevistas o entregar documentos", contó el redactor en el reportaje donde destapó el bulo. Lo mismo ocurrió con otro periodista de Público que intentó contactar con ellos.

El dominio pasionporlasruedas.com fue registrado el pasado 21 de septiembre a nombre de Roberto Pineda, una identidad falsa que semanas después fue sustituida otra, Roberto Sánchez. En los datos del registro del dominio aparece una dirección de la localidad madrileña de Humanes donde no hay más que un descampado. También figura un teléfono de contacto, 911237715. El mismo número que pasionporlasruedas.com comenzó a atribuir en diciembre a su "Plataforma de Afectados". Al marcarlo, una locución indica: "Euskaltel le informa que actualmente no existe ninguna línea en servicio con esa numeración".

La investigación desarrollada por FACUA ha confirmado las sospechas que desde el principio tenía la asociación: la persona que está detrás de esta campaña de difamación es María Rosa Díez. Y es que la empresaria cometió un error al registrar pasionporlasruedas.com: facilitó como correo de contacto una dirección (santisantamarca@gmail.com) que ya había utilizado hace varios años en otro dominio de su propiedad: manualdetwitter.com. Díez modificó posteriormente ese mail en los datos del registro, pero es imposible borrar la huella que dejó al darlo de alta. La empresaria cerró el pasado noviembre su perfil personal en Twitter, @mariarosadiez.

Correos electrónicos remitidos a FACUA en octubre de 2013 por los departamentos de comunicación de la Policía Nacional y la Guardia Civil en los que confirman que María Rosa Diez no es su asesora.

 

Amiga de Luis Pineda

Algunas de las campañas de difamación de Díez contra FACUA las desarrolló en colaboración con el jefe de Ausbanc, Luis Pineda, que acumula ya tres condenas por sus ataques a la asociación y su portavoz y permanece en prisión incondicional desde el 18 de abril acusado de organización criminal, estafa, amenazas y extorsión, entre otros delitos.

Mensajes tuiteados por Díez y Pineda reflejan que mantuvieron una estrecha relación, movida por el interés de ambos en atacar a sus enemigos comunes. En un tuit, la empresaria decía al presidente de Ausbanc: "poco a poco te vas ganando amistades que, por tus actos, se convierten en guardia pretoriana que lucharíamos contigo a muerte". Pineda llegó a tuitear una imagen donde aparecía abrazando a la perra de María Rosa Díez, a la que también mandaba besos desde su cuenta de Twitter. La empresaria tiene abierto un perfil para su mascota en esta red social, desde la que le contestó: "Gracias, tito Luis, por tus mimos :) Lametones y galletitas para ti!!".

Los tuits que se intercambiaban ponen de manifiesto la estrecha relación entre Pineda y Díez, nacida del interés común en atacar a FACUA, su portavoz y su entorno.

 

A comienzos de 2014, Díez acordó con Luis Pineda que los abogados de Ausbanc preparasen una demanda contra FACUA, su portavoz, su responsable de redes sociales, Keka Sánchez, y el entonces social media de la Policía, Carlos Fernández Guerra, en la que ella reclamaría una indemnización de 60.000 euros simulando ser víctima de una campaña acoso y extorsión.

En la demanda que Ausbanc le preparó a Díez, ésta aseguraba ser víctima de "mensajes insultantes, insidias infamantes y vejaciones" que le habrían causado "daños físicos y psicológicos" y por la que habría tenido que cambiar de domicilio -en realidad había sido desahuciada por segunda vez por impago-. El principal objetivo de la demanda era darle la máxima publicidad en los medios de comunicación de Pineda y en los de Díez para difamar a los afectados. "Ya está en un juzgado por acosador", "admitida demanda contra ti, Rubén, por acoso y manipulación", decía el presidente de Ausbanc en dos de los numerosos tuits que dedicó al tema.

En las imágenes, Luis Pineda abrazando a la perra de María Rosa Díez y un tuit publicado desde la creada para la mascota.

 

La empresaria ha lanzado cientos de mensajes en Twitter y sus webs e incluso creó una página para difundir la demanda -a la espera de sentencia-, donde inventa que logró que los afectados fuesen "imputados" en una causa penal -que nunca existió, ya que el procedimiento es civil- por delitos de "falsedad, injurias y calumnias". Entre las pruebas con las que dice contar incluye supuestos tuits que atribuye al portavoz de FACUA y a Fernández Guerra y que en realidad no son más que montajes realizados por la propia Díez. Montajes por los que ahora será objeto de denuncia por falsedad documental.

Pantallazo de una de las webs creadas por Díez, donde inventa que FACUA y su portavoz están imputados por varios delitos. El tuit que aparece en la parte superior, atribuido a Rubén Sánchez, es en realidad un montaje realizado por ella misma.

 

Pineda publicó en su periódico Mercado de Dinero varios reportajes dedicados a la falsa extorsión de los miembros de FACUA y el entonces social media de la Policía, con titulares somo Matones 2.0 y Mafia policial. El propietario de Ausbanc les dió reiterada difusión desde su cuenta de Twitter, acusándoles de "corrupción y coacciones" y hablando de "métodos mafiosos de FACUA". Además, vinculó a "los fraudes en la formación en Andalucía" el ficticio acoso a Díez.

"Coaccionan a quien les hace la competencia", "el tuitero de policía metido en trama mafiosa con FACUA", "Mafia policial con FACUA. Ni en tiempos de Franco", tuiteó también el propietario de Ausbanc, que en los años 80 fue condenado por sus delitos en la banda terrorista de ultraderecha Frente de la Juventud. "Los aliados de Rubén: han acosado y tratado de destruir a una persona. Actuaciones que recuerdan (...) incluso a las SS alemanas en sus actuaciones contra los judíos", publicó Pineda en su periódico, lo que junto a otros insultos y acusaciones delictivas le valió en 2015 su segunda condena por difamar al portavoz de FACUA.

El jefe de Ausbanc se dirigió a numerosos periodistas, tertulianos, tuiteros y políticos para pedirles que investigaran su invención y tomaran medidas tanto con el portavoz de FACUA como con Fernández Guerra, llegando a solicitar al ministro del Interior que lo echara. Incluso planteó que la Policía Nacional podía estar utilizando herramientas "para acosar" a María Rosa Díez.

Tras inventar que la estaban acosando, María Rosa Díez llegó a hacer público a través de Twitter y una de sus webs el domicilio de Keka Sánchez y Rubén Sánchez. Se vio obligada a eliminar la información a instancias de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Pedofilia

Además, Díez ha lanzado cientos de tuits para sugerir vínculos del portavoz de FACUA con la pedofilia. Una campaña que también desarrollaron Luis Pineda y distintos responsables de Ausbanc, como su director de publicaciones, Luis Suárez Jordana, condenado dos veces por estafa -en 2015 y 2017-, por difamación e imputado en la causa por la que su jefe está en prisión incondicional-. En ella se incluyó el envío de un correo electrónico a más de 150 cargos y empleados de Ausbanc para que participaran en su difusión.

La campaña sobre pedofilia difundida por Díez y Ausbanc incluía una petición en Change.org en la que puede leerse la frase "¿Qué hará Ruben Sánchez con esas fotos?", además de otras en las que lo acusa también de facturas falsas y fraude en subvenciones. Invenciones por las que pesan varias condenas por difamación sobre Luis Pineda y que el empresario utilizó para presentar denuncias difamatorias en los tribunales -siempre desestimadas- contra el portavoz de FACUA a través de Manos Limpias.

En 2008, Díez celebró un Congreso de Webmasters en el Palacio de Congresos de Madrid. No pagó el alquiler de las salas y los medios usados para el evento, por lo que el Instituto de Turismo de España (Turespaña) lleva desde entonces reclamándole la deuda, superior a los 25.000 euros.

María Rosa Díez, que en los últimos tiempos ha domiciliado sus sociedades fuera de España, intenta simular que las webs y cuentas de Twitter desde las que publica montajes difamatorios no son de su propiedad, aunque en el pasado presumió de que eran suyas en numerosas ocasiones. De hecho, en la demanda que le preparó el equipo jurídico de Luis Pineda se presenta como fundadora y CEO de la empresa de social media Somos La Web SL, propietaria de la web SocialBlaBla.com, y Factoría de Internet SL, que según ella "posee y mantiene más de 160 webs propias" y cuenta con "más de 1,5 millones de webmasters, programadores y diseñadores en sus bases de datos".

Díez asegura tener más de 150.000 alumnos en sus cursos sobre redes sociales, que certifica con diplomas emitidos desde una supuesta Asociación Española de Profesionales de Social Media (Aeprosome), creada y presidida por ella, cuyo perfil en Twitter se dedica a promocionar sus negocios. Además de asesora de la Policía y la Guardia Civil, también dice haber sido la primera persona del país en tener ADSL y que da cursos gratuitos "por el bien de España".

Ya somos 198.542