La Comunidad de Madrid inicia actuaciones sancionadoras contra dos empresas italianas que captan niños para supuestas selecciones artísticas

FACUA denunció que las selecciones no son más que un reclamo para embolsarse una media de 150.000 pesetas por "promocionar" a los pequeños a través de una revista.

Tras la denuncia interpuesta por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad Autónoma de Madrid ha iniciado actuaciones sancionadoras contra dos empresas italianas por publicidad engañosa en la captación de niños para supuestas selecciones artísticas, que resultan ser un reclamo para embolsarse una media de 150.000 pesetas por promocionar a los pequeños a través de una revista.

La Dirección General de Comercio y Consumo de la CAM ha comunicado a FACUA que "se han detectado incumplimientos a la normativa vigente", por lo que "se han iniciado actuaciones sancionadoras". Asimismo, informa la CAM, "se va a remitir un informe a la Agencia de Protección de Datos y al Defensor del Menor".

Las empresas denunciadas, ATM Record y Cinecittà Proyecto e Imagen, son dos sociedades limitadas con prácticamente los mismos directivos y sede social en Madrid. Estas empresas se dirigen por correo a padres de toda España, invitándoles a unas pruebas gratuitas en las que seleccionan niños para, según indica su publicidad, promocionarlos a través de un catálogo que, aseguran, "reciben las principales productoras, agencias de publicidad, etc.".

Sin embargo, FACUA ha recibido numerosas llamadas de padres afectados que aseguran que las supuestas pruebas de selección son sólo un reclamo para posteriormente instarles, mediante agresivas técnicas de marketing, a que firmen un "contrato de promoción publicitaria" por el que se comprometen a pagar una media de 150.000 pesetas a cambio de la publicación de una foto del pequeño en la revista de las empresas, algo que en la publicidad se presentaba como gratuito.

Asimismo, FACUA ha constatado que en el contrato se hace alusión a una Ley que no existe en el ordenamiento jurídico español. En el apartado del contrato donde se menciona esta Ley inexistente -la 50/90-, la empresa se compromete a rescindirlo si los padres lo solicitan en un plazo de siete días desde su firma, aunque "a cambio de que paguen 50.000 pesetas en compensación por los gastos del servicio fotográfico realizado".

Ya somos 198.294