Facebook y Twitter podrían ser sancionadas si no actúan

Alemania plantea una ley para imponer multas millonarias por publicar calumnias en redes sociales

Las empresas que no retiren los mensajes de odio en un plazo de 24 horas podrían llegar a pagar hasta 50 millones de euros.

Alemania plantea una ley para imponer multas millonarias por publicar calumnias en redes sociales

El Gobierno de Alemania ha lanzado una campaña contra la publicación en redes sociales de contenidos y materiales que promuevan la calumnia y la incitación, una iniciativa por la que compañías como Facebook y Twitter podrían llegar a ser sancionadas con multas de hasta 50 millones de euros si no actúan contra este tipo de mensajes.

"Necesitamos aumentar la presión en las redes sociales para que las compañías se tomen aún más seriamente su responsabilidad para erradicar contenidos delictivos", ha afirmado el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, en la presentación de los detalles de un nuevo proyecto de ley este martes.

El proyecto legislativo concede a las compañías 24 horas para retirar de sus plataformas el material que pueda ser considerado como una calumnia o que incite al odio o, en caso contrario, serán sancionadas con costosas multas.

"Cuando se refiere a delitos punibles que impliquen incitación y calumnia solo puede haber tan poco espacio en las redes sociales como en las calles", ha afirmado Maas. "Se eliminan demasiados pocos contenidos delictivos. Y no se hace lo suficientemente rápido", añadió.

Las empresas que no actúen para retirar el material denunciado podrían ser sancionadas con multas que alcanzan los cinco millones de euros a los individuos responsables de los mensajes y hasta 50 millones para las empresas tecnológicas.

La propuesta tiene ahora que ser revisada por el Gobierno y más tarde pasar el visto bueno del Parlamento. Este proyecto de ley llega en un momento en el que Alemania encara un periodo de elecciones en medio de la preocupación por el uso de las redes sociales para difundir noticias falsas y mensajes racistas y de incitación al odio.

El proyecto presentado por el Gobierno alemán también incluye la obligación de que las empresas publiquen cada trimestre un informe sobre su gestión de las denuncias por contenidos inapropiados en sus plataformas.

Ya somos 204.116