Empresarios sobornaban a inspectores y agentes públicos

Desmantelan en Brasil una red que adulteraba productos cárnicos con ácido y agua para mejorar su aspecto

También se alteraba la fecha de caducidad de los lotes, detinados tanto al comercio interno como a la exportación a nivel mundial. La Policía Federal ha detenido a una treintena de implicados.

Desmantelan en Brasil una red que adulteraba productos cárnicos con ácido y agua para mejorar su aspecto

La Policía Federal de Brasil ha destapado y desarticulado una red que adulteraba productos cárnicos destinados tanto a la venta interior como a la exportación en una operación en la que han sido detenidos una treintena de personas entre agentes públicos y directivos de las empresas implicadas, caso de BRF y JBS, dos de las mayores exportadoras mundiales de carnes.

La investigación, que se inició hace dos años, ha descubierto la existencia de un entramado de sobornos en el que estarían implicados decenas de inspectores encargados de certificar que los productos cumplían con los requerimientos sanitarios.

Entre otras irregularidades detectadas, se usaban productos químicos para mejorar el aspecto de la carne y agua inyectada en ésta para aumentar su peso, y se alteraban las fechas de caducidad. "Se empleaban ácidos y otros productos químicos, en algunos casos cancerígenos, para disimular las características físicas del producto podrido y su olor", dijo Mauricio Moscardi, jefe de la Policía Federal de Brasil, en conferencia de prensa.

La propia Policía Federal ha confirmado que en las irregularidades están implicados agentes públicos y directivos de una treintena de empresas que adulteraban carnes ya vencidas.

Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, el cuarto en el segmento de cerdos, y las ventas externas de esos tres sectores representaron el año pasado el 7,2 por ciento de ese comercio, cerca de 12.000 millones de euros.

Ya somos 194.264