El tribunal obliga a emitir un nuevo Acuerdo de Notificación del Valor Catastral

El TSJM obliga a revisar el IBI aplicado a un socio de FACUA Madrid por un valor catastral inflado un 75%

El Ayuntamiento de Madrid usó para fijar el IBI un valor catastral calculado sobre una superficie mayor de la real y sin tener en cuenta que no debe superar el 50% del precio de venta máximo de las VPO.

El TSJM obliga a revisar el IBI aplicado a un socio de FACUA Madrid por un valor catastral inflado un 75%

FACUA Madrid ha conseguido que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) falle a favor de su socio Miguel Ángel M. B., y ha obligado al Ayuntamiento de la capital a revisar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la Tasa de Residuos Urbanos (TRU) que le han estado cobrando los últimos cinco años, calculados sobre la base de un valor catastral inflado un 75%.

El TSJM ha estimado parcialmente el recurso presentado por el socio de FACUA Madrid contra el Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR), dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, que dio por buenos estos tributos municipales.

El Ayuntamiento de Madrid ha estado cobrando a Miguel Ángel un IBI muy superior al que le correspondía en función de su vivienda, pues la revisión del valor catastral de la misma que se hizo en 2011 se calculó sobre una superficie mayor de la real (100 metros cuadrados en lugar de los 83,68 reales) y no tuvo en cuenta su calificación como Vivienda de Protección Oficial.

En este sentido, la sentencia del TSJM admite los argumentos de FACUA Madrid, y considera que, partiendo de que los módulos de VPO aprobados por la Comunidad de Madrid cifran el precio máximo de venta de la vivienda y el garaje afectados en 191.487 euros y que el Real Decreto 3148/1978 fija el valor catastral en el 50% del valor máximo de venta de la vivienda, éste no debería superar los 95.743 euros.

A esta cifra habría su sumar la repercusión del suelo, un 15% sobre el precio máximo de venta, esto es, en este caso, 28.723 euros. El fallo deja claro que "el valor máximo de repercusión del suelo limita el valor catastral mientras dure el régimen legal de protección, siendo en éste caso de 30 años".

Pese a lo anterior, la valoración catastral notificada al socio de FACUA en 2011 era de 218.304 euros, a pesar de que en el caso de "un bien inmueble con precio de venta limitado administrativamente, el valor catastral no puede en ningún caso superar el precio máximo legal de venta", como se recoge en el fallo.

El socio de FACUA Madrid y otros vecinos afectados plantearon un recurso de reposición ante el Tribunal Económico Admininistrativo Regional de Madrid, cuando recibieron la notificación del nuevo valor catastral, en el que ya denunciaban que la superficie y la categoría aplicada tanto en la finca como en las plazas de aparcamiento no era la correcta.

La Subdirección General de Servicios Jurídicos de Tributos resolvió devolver parte del dinero abonado de más. Sin embargo, no estando conforme con la resolución, Miguel Ángel decidió recurrir a los servicios jurídicos de FACUA Madrid, que presentaron la apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de la capital, con el objetivo de que se fijara el valor catastral correcto para su vivienda.

Finalmente, los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han condenado al Ayuntamiento de Madrid a emitir un nuevo Acuerdo de Notificación del Valor Catastral, en el que se tuviese en cuenta los aspectos indicados por FACUA y sobre el que debe calcular nuevamente sus tributos.

Ya somos 201.875