Con motivo del Día Mundial de la Salud, el 7 de abril

Los consumidores exigen a la Junta el cumplimiento de la Ley de Salud de Andalucía

Denuncian la pérdida de derechos de la ciudadanía ante el sistema sanitario público andaluz.

Los consumidores exigen a la Junta el cumplimiento de la Ley de Salud de Andalucía
La Junta de Andalucía diseñó en el año 1998 un modelo de participación social en el ámbito sanitario, pero desde entonces el resultado es deficitario. | Imagen: Lydia López.

El Consejo de Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía (Cpcua), máximo órgano de consulta y participación de los consumidores de la comunidad y del que forma parte FACUA Andalucía, con ocasión del Día Mundial de la Salud exige a la Junta que dé cumplimiento a lo dispuesto en La Ley de Salud de Andalucía. Esta normativa recoge como uno de sus principios rectores la participación ciudadana y la reconoce como un derecho básico de todos los ciudadanos, definiéndola expresamente como una herramienta fundamental y necesaria para el "seguimiento de la ejecución de las directrices de la política sanitaria, asesoramiento a los órganos directivos e implicación a las organizaciones sociales en el objetivo de alcanzar mayores niveles de salud y en la toma de decisiones de aspectos que afectan a su relación con los servicios sanitarios públicos".

La Junta de Andalucía diseñó en el año 1998 un modelo de participación social en el ámbito sanitario con una estructura básica y mínima con la creación de una serie de órganos reglados para garantizar la participación en su vertiente colectiva. Desde dicha fecha, el resultado de su evaluación es francamente negativo y deficitario, si se analiza el desarrollo y evolución de la participación ciudadana en su vertiente colectiva, es decir, aquella ejercida a través de organizaciones representativas de la ciudadanía y que es reconocida por la Ley de Salud de Andalucía como instrumento de legitimación social de las políticas públicas en salud.

En este sentido es necesario destacar el estado en que se encuentra el Consejo Andaluz de Salud, máximo órgano de participación ciudadana en la formulación de la política sanitaria y en el control de su ejecución, y asesor en esta materia a la Consejería de Salud en el ejercicio de las funciones de fomento y desarrollo de dicha participación, según la citada ley.

El mencionado órgano no existe en la actualidad, tras la anulación por sentencia judicial de su norma reguladora, y después de que se hayan abordado varios proyectos normativos que no han prosperado por lo que no se conoce un horizonte claro sobre su continuidad. A ello se le une la parálisis generalizada del resto de órganos de participación existentes y que fueron creados en desarrollo de dicha norma.

Actualmente se está asistiendo a movilizaciones ciudadanas en protesta de las medidas adoptadas por esta administración andaluza en materia de salud tales como la merma de recursos materiales en la sanidad pública andaluza, que repercuten directamente en los usuarios de los centros hospitalarios de Andalucía; los recortes que han derivado en problemas asistenciales tales como las listas de esperas, atención médica especializada, estado de los servicios de urgencias, etc.

A estos aspectos se suma el incremento de la concertación y la privatización parcial de algunos de los servicios en la Sanidad Pública andaluza. Así como las fusiones hospitalarias, algunas de ellas recientemente anuladas.

Todo esto ha supuesto una afectación y pérdida de los derechos de la ciudadanía ante el sistema sanitario público andaluz y por ello el Consejo insta a la Junta a que tenga presente esta realidad, ponga en marcha con vocación de continuidad y permanencia canales de participación social eficaces y escuche a los usuarios y a las organizaciones de personas consumidoras y usuarias de Andalucía que los representan y que defienden una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad.

Ya somos 203.748