El anuncio de las instalaciones de Agua Mágica conduce a error

La Junta no ve irregularidades en una campaña de Isla Mágica similar a la que multó en 2015 por engañosa

FACUA Sevilla considera lamentable que el parque siga utilizando el mismo reclamo publicitario engañoso, que conduce a los usuarios a pensar que los toboganes desembocan en una piscina que realmente no existe.

La Junta no ve irregularidades en una campaña de Isla Mágica similar a la que multó en 2015 por engañosa
Arriba, la publicidad multada en 2015. Debajo, la publicidad actual, que la Junta no considera engañosa.

La autoridad de Consumo de la Junta de Andalucía se niega a sancionar a la empresa Isla Mágica por publicidad engañosa de su parque acuático, pese a concurrir las mismas circunstancias por las que anteriormente sí le impuso una multa.

En 2015, tras la denuncia presentada por FACUA Sevilla, la Junta impuso a la empresa una sanción de la que la Administración no quiso especificar su cuantía. Ahora, el Servicio Provincial de Consumo se niega a admitir los argumentos que entonces consideró válidos para imponer una multa a la empresa.

FACUA Sevilla denunció a Isla Mágica por publicidad engañosa del parque Agua Mágica, la zona acuática dentro del complejo. El parque anunciaba sus instalaciones acuáticas con una imagen falsa que, bajo el epígrafe La playa de Sevilla, mostraba a varias personas en una piscina en la que se daba a entender que desembocaban tras tirarse por unos toboganes. Sin embargo, esa piscina realmente no existe, y los toboganes tienen al final una pista de frenado, consistente en una disminución de la inclinación del tobogán para desacelerar al usuario.

La Junta de Andalucía primero sancionó a Isla Mágica por entender que, efectivamente, la empresa incurría en un caso manifiesto de publicidad engañosa. Sin embargo, el parque de atracciones ha seguido manteniendo el mismo tipo de publicidad, con anuncios prácticamente idénticos, por lo que FACUA presentó una nueva denuncia por publicidad engañosa. No obstante, la posición de la Administración autonómica ha cambiado, pues ahora ya no entiende como sancionable lo que en 2015 sí lo era.

La asociación considera lamentable que el parque siga utilizando el mismo reclamo publicitario engañoso y del mismo modo también critica que la Junta no vea punible algo por lo que anteriormente sancionó a Isla Mágica.

FACUA Sevilla considera que la forma de presentar en su publicidad las instalaciones de Agua Mágica puede conducir al error a los usuarios, en cuanto a la configuración y el uso de las mismas, y eso incurre en publicidad engañosa.

Ya somos 203.742