El Gobierno autonómico anula la resolución que fijaba como obligatoria la atención en horario diurno

FACUA Comunidad Valenciana critica que la Generalitat dé luz verde a las gasolineras desatendidas

La asociación, que reitera su rechazo a un modelo discriminatorio e inseguro para los usuarios, ya ha planteado formalmente ante todos los servicios de consumo y de energía autonómicos sus reivindicaciones.

FACUA Comunidad Valenciana critica que la Generalitat dé luz verde a las gasolineras desatendidas

FACUA Comunidad Valenciana critica que la Generalitat haya decidido autorizar a las gasolineras automáticas operar sin que sea obligatorio que un empleado atienda físicamente a los usuarios.

La Consellería de Economía ha firmado la anulación de la resolución que fijaba el horario diurno de atención obligatoria en las estaciones de servicio, lo que implica que las gasolineras de la Comunidad no están obligadas desde ahora a atender a los usuarios de manera presencial, con empleados junto a los surtidores.

La asociación recuerda que la ausencia de personal en las gasolineras provoca, entre otros perjuicios, la imposibilidad de verificar que las cantidades de combustible surtidas son correctas (un derecho básico del consumidor cuando se le factura en función de la medida de un aparato), que los surtidores funcionan correctamente (deben estar homologados y verificados), presentar una hoja de reclamaciones o solicitar una factura, entre otras cuestiones.

FACUA Comunidad Valenciana recuerda, respecto a todos estos derechos, que ni están garantizados actualmente en las estaciones desatendidas, ni la solución pasa por que la administración los sustituya únicamente por inspecciones periódicas que ni tan siquiera tiene capacidad de realizar.

A este respecto, además, debe recordarse que el hecho de que no haya empleados presentes en los estacionamientos hace que se pierda el factor sorpresa de dichas inspecciones, y por tanto que resulte inviable detectar las posibles irregularidades en los estacionamientos. En estos casos, la revisión siempre tendría que ser consensuada previamente con el propietario de la gasolinera para que, en la fecha acordada, hubiera personal para atender a los técnicos.

Las consecuencias para los consumidores, además, afectan a la seguridad. FACUA Comunidad Valenciana insiste en que en este tipo de estaciones la vigilancia no está garantizada y, por lo tanto, no hay capacidad alguna para intervenir en casos de incidentes o accidentes. De igual modo, tampoco puede controlarse la forma en la que los usuarios recogen el combustible, ni si lo hacen en recipientes homologados. La asociación entiende que al tratarse de un producto especialmente peligroso si se manipula de manera negligente, vigilar este aspecto resulta del todo necesario.

Usuarios con discapacidad

Además, si la gasolinera no cuenta con personal de atención al usuario, se vulnera especialmente la protección de las personas con algún grado de discapacidad física, discriminadas y obligadas a buscar alternativas de uso. Por ello, FACUA Comunidad Valenciana considera que este modelo niega en origen la accesibilidad universal a todos los consumidores.

Este impedimiento que este modelo de negocio plantea atenta contra el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social (Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre), que recoge, en su artículo 29.1, que "todas las personas físicas o jurídicas que, en el sector público o en el privado, suministren bienes o servicios disponibles para el público, ofrecidos fuera del ámbito de la vida privada y familiar, estarán obligadas, en sus actividades y en las transacciones consiguientes, al cumplimiento del principio de igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad, evitando discriminaciones, directas o indirectas, por motivo de o por razón de discapacidad".

En el caso de la Comunidad Valenciana, la Generalitat propone que haya algún responsable del establecimiento localizable por si algún usuario con discapacidad necesita atención física. Una medida que la asociación considera completamente insuficiente.

Iniciativas en Andalucía y Extremadura

FACUA ya ha planteado formalmente ante todos los servicios de consumo y de energía autonómicos de España sus reivindicaciones en relación a las gasolineras desatendidas. Además, en algunos territorios, caso de Andalucía, está actualmente colaborando con otros colectivos con el objeto de paralizar la proliferación de este modelo de negocio.

En Extremadura, el delegado territorial de FACUA tiene previsto acudir a la Asamblea de Extremadura este miércoles 19 de abril con el propósito de manifestar la opinión de la asociación sobre este tipo de estaciones de servicio, así como del Proyecto que modificará la Ley 6/2001, de 24 de mayo, del Estatuto de los Consumidores de Extremadura, con el objeto de garantizar que en horario diurno los consumidores que acudan a las estaciones de servicio de Extremadura puedan ser atendidas por personas físicas.

Ya somos 204.085