Mientras, en Europa las autoridades miran para otro lado

La justicia de EEUU confirma la multa de 2.600 millones a Volkswagen por el fraude las emisiones

El Tribunal Federal de Detroit (Michigan) ratifica el acuerdo entre la multinacional y el Departamento de Estado y condena a la empresa, que se ha declarado culpable durante el proceso.

La justicia de EEUU confirma la multa de 2.600 millones a Volkswagen por el fraude las emisiones

El Tribunal Federal de Detroit (Michigan, EE UU) ha ratificado el acuerdo entre Volkswagen y el Departamento de Estado de este país alcanzado el pasado mes de enero y confirma así la multa de 2.800 millones de dólares (2.641 millones de euros al cambio actual) por el caso del fraude de las emisiones en sus vehículos diésel. Se trata de la mayor sanción impuesta en EE UU a un fabricante de coches.

La empresa ha sido condenada, además, a tres años de supervisión por parte de un monitor independiente, tras declararse culpable de fraude, obstrucción a la justicia y falsificación de documentos en EE UU por un caso que afecta a 11 millones de vehículos en todo el mundo. Se trata de la primera vez que la compañía se declara culpable por estos hechos en un juzgado.

La empresa ha admitido que manipuló durante años los vehículos diésel con motores TDI 1.2, 1.6 y 2.0 EA 189 de sus marcas Volkswagen, Seat, Skoda y Audi con un software que les permitía pasar los exámenes de emisiones previos a la puesta en circulación de los nuevos modelos.

Este proceso judicial no implica la compensación a los alrededor de 580.000 propietarios de vehículos afectados en EE UU. Sin embargo, la compañía sí ha llegado a otro acuerdo con las autoridades que implica un desembolso de 17.500 millones para compensar a los afectados: consumidores y concesionarios, así como el pago de 4.700 millones de dólares (4.303 millones de euros) en programas para mitigar la contaminación del aire de estos vehículos y en inversiones en tecnología de vehículos verdes.

Los afectados estadounidenses tendrán dos opciones: la recompra de su vehículo o la reparación para que cumplan con la normativa medioambiental de EE UU. En ambos casos, además, recibirán una indemnización económica que oscila según el valor del vehículo en cuestión, dado que la cantidad se calcula sumando el 20% del valor total del coche más 2.986,73 dólares (2.734,72 euros). De esta manera, el mínimo que recibirán los conductores será 5.100 dólares y el máximo que pueden llegar a percibir son 9.852 dólares (9.021 euros). Dado que depende del valor del coche, cuanto más actual sea el modelo y más reciente la compra, mayor la indemnización que recibirá su dueño.

La empresa también un acuerdo con diez estados de Estados Unidos en relación con reclamaciones por el caso del diésel, a través del que la firma tendría que pagar 157,4 millones de dólares (148,4 millones de euros) en Connecticut, Delaware, Maine, Massachusetts, New York, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont y Washington.

Falta de contundencia de las autoridades en Europa

Mientras, en Europa, Volkswagen se resiste a aceptar su culpabilidad y compensar a los afectados. Recientemente se han conocido las cartas que el CEO de la compañía, Matthias Müller, al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en las que, entre otras cosas, le indica que "no es competencia de la Comisión reforzar los derechos de los consumidores".

En las cartas, el directivo de la multinacional alemana se muestra molesto por la petición pública de indemnizaciones económicas para los consumidores realizada por la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad, Vera Jourová y pide a Juncker que la ate en corto. "Te ruego que te asegures que la Comisión cumple con su obligación de ser imparcial", reclama el directivo al presidente europeo en una misiva fechada el pasado 27 de marzo.

Ya somos 198.114