El escaso control del Ayuntamiento ha facilitado la venta de alcohol a menores en la Feria de Sevilla

FACUA Sevilla ya denunció los mismos hechos el año pasado, sin que se hayan desarrollado los protocolos para evitarlos.

El escaso control del Ayuntamiento ha facilitado la venta de alcohol a menores en la Feria de Sevilla

FACUA Sevilla denuncia que los escasos controles llevados a cabo por el Ayuntamiento han favorecido un año más la existencia de decenas de tenderetes ilegales en los que se ha vendido tabaco y alcohol a menores. En muchos de estos puestos ambulantes, montados sobre cajas de cartón o mesas plegables, también eran menores los que trabajaban.

La asociación reclama al equipo de Gobierno municipal que dé explicaciones sobre los insuficientes controles desarrollados para evitar estas prácticas, que ya denunció FACUA Sevilla el año pasado sin que se hayan desarrollado los mecanismos necesarios para acabar con ellas.

Un año más, técnicos de la asociación han comprobado la existencia de decenas de vendedores ambulantes en el recinto ferial, especialmente en la Calle del Infierno. En ellos vendían tanto tabaco de contrabando como macetas de un litro de rebujito.

FACUA Sevilla considera que el reducido número de intervenciones que ha hecho públicas el Ayuntamiento pone de manifiesto que los mecanismos de control han sido más que deficientes, máxime teniendo en cuenta que los tenderetes dedicados a la venta ilegal de alcohol y tabaco minaban todos los días y a todas horas el recinto ferial.

En un radio de diez metros podían verse hasta ocho tenderetes ofreciendo macetas de rebujito a menores, denuncia FACUA Sevilla, que reclama al alcalde, Juan Espadas, que explique por qué no se han desarrollado más controles ante estos establecimientos clandestinos que han favorecido intoxicaciones etílicas de adolescentes dada la enorme facilidad para acceder a bebidas alcohólicas en la Feria.

Ya somos 200.429