La empresa ya es investigada en EE UU y Francia

La CE abre expediente a Italia por no investigar a Fiat Chrysler por sus emisiones contaminantes

El Ejecutivo comunitario considera que este país no ha cumplido con sus obligaciones de aclarar si la marca usa un software similar al de Volkswagen para saltarse los controles de gases.

La CE abre expediente a Italia por no investigar a Fiat Chrysler por sus emisiones contaminantes

La Comisión Europea ha anunciado la apertura de un expediente de infracción a Italia por no cumplir con sus obligaciones en materia de control de emisiones en algunos modelos de Fiat Chrysler que usan dispositivos para alteran los datos sobre emisiones, según ha informado en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario ha remitido una carta de emplazamiento a las autoridades italianas en la que pide expliquen si el fabricante de vehículos ha justificado la "necesidad técnica" para utilizar estos dispositivos, de forma que su uso sea legal, y para aclarar si Italia no ha cumplido su obligación de adoptar medidas correctivas y de imponer sanciones a la compañía.

De confirmarse las sospechas, Fiat Chrysler sería el segundo fabricante vehículos europeo que ha utilizado un software en sus vehículos para saltarse los controles de gases contaminantes, después de conocerse el fraude de las emisiones de Volkswagen. La multinacional alemana instaló un software en cerca de 11 millones de vehículos diésel en todo el mundo para pasar los controles legales de emisiones previos a su puesta en circulación y que les permite multiplicar las emisiones contaminantes una vez en carretera.

Fiat Chrysler ha sido acusada por las autoridades estadounidenses de saltarse la legislación medioambiental de igual manera. En concreto, la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA, por sus siglas en inglés), anunció el pasado mes de enero que investiga a Fiat Chrysler por utilizar un dispositivo similar al de Volkswagen en algunos de sus vehículos diésel (concretamente, el Dodge Ram 1500 y Jeep Grand Cherokee, fabricados entre 2014 y 2016). La Fiscalía de París, por su parte, también ha iniciado una investigación en este sentido.

Esta misiva es el primer paso del procedimiento de infracción abierto contra Italia, que ahora dispone ahora de dos meses para responder a las dudas planteadas por la Comisión Europea. Bruselas decidirá entonces si enviar un ultimátum a Roma antes de elevar el caso a la justicia europea.

La apertura del expediente llega tras el proceso de mediación de Bruselas entre Italia y Alemania, después de que las autoridades alemanas informaran sobre "discrepancias" en las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en modelos del consorcio automovilístico italo-estadounidense.

En concreto, la carta del Ministerio de Transportes alemán indicó que los test de las autoridades alemanas sobre los modelos 500X, Dobló de Fiat y Jeep Renegade podrían demostrar el uso de un dispositivo ilegal que altera los sistemas de emisión de gases.

La Comisión Europea ha analizado durante la investigación los resultados de emisiones de NOx aportados por Alemania, así como la "extensiva" información técnica remitida por Italia sobre estrategias de control de emisiones de Fiat Chrysler.

La comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, ha afirmado que los fabricantes de vehículos han sido "permisivos" en los controles de emisiones e "incluso algunos han incumplido la ley". "El escándalo de emisiones ha mostrado que la responsabilidad de hacer cumplir la ley y sancionar a los que la violan ya no puede dejarse únicamente a los Estados miembros", ha defendido.

Expediente de la Comisión a siete países por no castigar a Volkswagen

Mientras tanto, sigue en curso el procedimiento de infracción contra España y otros seis Estados por no haber sancionado a Volkswagen por el fraude de las emisiones. En concreto, Bruselas ha señalado especialmente a España, Alemania, Luxemburgo y Reino Unido, países que expiden las homologaciones del gigante alemán en la UE, por no aplicar sus disposiciones nacionales en materia de sanciones a pesar de la utilización de dispositivos de manipulación. Además, Bruselas ha abierto expediente contra República Checa, Lituania y Grecia por no haber incorporado los sistemas de sanciones que exige la normativa comunitaria a su legislación nacional.

En total, la Comisión Europea ha anunciado aperturas de expedientes a siete Estados miembro por no establecer sanciones que disuadan a los fabricantes de automóviles de incumplir la legislación sobre emisiones de vehículos o por no aplicar dichas sanciones en caso de infracción. Bruselas ha actuado contra ellos por haber ignorado la norma europea que les exige disponer de sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias para evitar que los fabricantes de automóviles infrinjan la ley.

Ya somos 202.635