Lamenta que insulte a quienes le piden que cumplan con su obligaciones con los usuarios

FACUA denuncia las difamaciones lanzadas por el consejero de Sanidad en la Asamblea de Extremadura

José María Vergeles elude explicar por qué no multa a los bancos e inventa que la asociación engaña a los consumidores y no presenta reclamaciones ante la banca por el fraude de la cláusula suelo.

FACUA denuncia las difamaciones lanzadas por el consejero de Sanidad en la Asamblea de Extremadura

FACUA-Consumidores en Acción denuncia las difamaciones lanzadas este jueves contra la asociación por el consejero extremeño de Sanidad y Políticas Sociales, el socialista José María Vergeles, durante su intervención en el Parlamento de Extremadura para dar explicaciones sobre la decisión de no multar a los bancos por el fraude de las cláusulas suelo ni el resto de incumplimientos de la legislación de consumo.

Vergeles no sólo eludió explicar por qué el Instituto de Consumo de Extremadura, dependiente de su Consejería, no impone multas a los bancos. También inventó que FACUA engaña a los consumidores y no presenta reclamaciones ante las entidades por el fraude de la cláusula suelo.

El grupo parlamentario de Podemos Extremadura había requerido al consejero que explicase por qué el Instituto de Consumo de Extremadura ha afirmado que la "competencia específica" para aplicar la ley y decidir si se imponen multas ante los fraudes de los bancos la tienen sus propios servicios de atención al cliente. Así lo manifestó el organismo, dependiente de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, en la respuesta a una denuncia de FACUA.

"Lo que hace FACUA es, de forma deliberada supongo, confundir al ciudadano que intenta asesorarse", afirmó Vergeles durante su intervención en la Asamblea en respuesta al representante de Podemos. "En lugar de hacerle que ponga una reclamación, presenta una denuncia contra la entidad financiera correspondiente. ¿Sabe usted la diferencia que hay entre reclamación y denuncia? Que la denuncia la potestad la tiene el Banco de España, le guste usted más o le guste a usted menos", aseguró. "FACUA no está operando en nuestra comunidad autónoma", dijo también el consejero.

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, advierte de que el consejero de Sanidad y Políticas Sociales "mintió al afirmar que la asociación se ha limitado a interponer denuncias ante el Instituto de Consumo de Extremadura. Lo cierto es que estamos remitiendo multitud de reclamaciones en representación de nuestros socios a las entidades bancarias para requerirles que les devuelvan las cantidades cobradas fraudulentamente con la aplicación de la cláusula suelo más los intereses legales". Pero "como era previsible, en la mayoría de los casos los bancos se están negando a reembolsar a los usuarios todo el dinero, motivo por el que FACUA presentó denuncias, y las continuará presentando, ante las autoridades autonómicas de protección al consumidor".

Además, Sánchez señala que Vergeles "compareció ante la Asamblea de Extremadura haciendo gala de un profundo desconocimiento sobre sus competencias". Y es que la aplicación de la legislación de defensa de los consumidores no corresponde al Banco de España, como el propio organismo ha recordado en reiteradas ocasiones, sino a las comunidades autónomas. "Le guste más o le guste menos al señor consejero, la potestad para imponer multas por el fraude de la cláusula suelo la tiene su Consejería", advierte el portavoz de FACUA.

Sánchez lamenta que el consejero haya optado por "insultar a una organización de la sociedad civil por reclamarle que cumpla con su obligación y actúe ante los fraudes de la banca". Asimismo, considera "muy grave y de una enorme irresponsabilidad" que la Junta de Extremadura continúe negándose rotundamente a aplicar la ley y multar a los bancos, como ya hizo en 2013, cuando FACUA le remitió denuncias contra una veintena de entidades por el macrofraude de la cláusula suelo.

Por otro lado, Sánchez recuerda que "le guste más o le guste menos al señor consejero, FACUA sí está operando en Extremadura, donde cuenta ya con más de 3.000 socios y una de las delegaciones territoriales más activas en toda España, que en los últimos meses ha sido requerida para comparecer en varias ocasiones en la Asamblea autonómica a fin de expresar sus reivindicaciones en defensa de los derechos de los consumidores". "Le guste más o le guste menos al señor consejero, no vamos a dejar de exigir a la Junta de Extremadura que cumpla sus obligaciones y actúe ante los fraudes que sufren los usuarios en lugar de mirar hacia otro lado".

La respuesta a la denuncia de FACUA

"Le comunicamos que se ha dado traslado de su denuncia, por razones de competencia específica sobre los hechos que la motivaron, al Organismo siguiente: Departamento de Atención al cliente Liberbank". Es la escueta contestación con la que el Instituto de Consumo de Extremadura, adscrito a la Secretaría General de Arquitectura, Vivienda y Políticas de Consumo, despachó la denuncia interpuesta por FACUA en nombre de un socio de la localidad cacereña de Hervás por haberse producido en su hipoteca varias infracciones a la normativa de defensa de los consumidores.

FACUA considera una gravísima irresponsabilidad que el organismo, dependiente de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, actúe como si desconociese que desde 1984, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece que las autoridades competentes en materia de consumo de las comunidades autónomas sancionarán las conductas tipificadas como infracciones en materia defensa de los consumidores. La competencia sancionadora de la Junta también está definida por el propio Estatuto de los Consumidores de Extremadura de 2001.

Para la asociación, parece una cínica broma que el Gobierno extremeño pretenda poner en manos de los bancos la decisión de si se imponen multas a sí mismos cuando cometen fraudes a los consumidores. Así, no sólo se desentiende de su obligación de aplicar la ley para defender los derechos de los consumidores de Extremadura, sino que plantea algo tan disparatado como que sean los propios bancos quiénes decidan si cometen conductas abusivas y se autoimpongan las sanciones correspondientes, denuncia FACUA.

FACUA traslada los hechos al Defensor del Pueblo

Ante la gravedad de las hechos, por los que el organismo de protección a los consumidores elude ejercer sus competencias, FACUA ha puesto el caso en conocimiento de la Oficina del Defensor del Pueblo, a fin de que investigue la actuación contraria a la ley llevada a cabo por el Instituto de Consumo de Extremadura.

La denuncia de FACUA contra Liberbank -fruto de la fusión fría en 2011 de Caja de Extremadura, Cajastur y Caja Cantabria- está fechada a comienzos de enero. En 2013, la asociación ya denunció a una veintena de entidades bancarias ante el Instituto de Consumo de Extremadura por el macrofraude de las cláusulas suelo con el objeto de que les incoase expedientes sancionadores. En esa ocasión, la autoridad de consumo extremeña ni siquiera dio respuesta a las denuncias.

Desde agosto del año pasado, la gerente del Instituto de Consumo de Extremadura es Leonor Martínez-Pereda, quien fuera consejera de Fomento y directora de la Agencia de la Vivienda en la etapa de Juan Carlos Rodríguez Ibarra al frente de la Junta.

Ya somos 203.748