Clases en la biblioteca y el salón de actos

FACUA pide una solución inmediata al hacinamiento del IES Valentín Turienzo de Colindres (Cantabria)

La asociación reclama que no se demoren más las obras de ampliación previstas, dado que el próximo curso aumentará en un centenar el número de alumnos inscritos en el centro.

FACUA pide una solución inmediata al hacinamiento del IES Valentín Turienzo de Colindres (Cantabria)
El centro, diseñado para albergar 300 alumnos, cuenta con 560 y para el curso próximo espera recibir 600. | Imagen: blog.iesvalentinturienzo.es.

FACUA-Consumidores en Acción reclama a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de Cantabria una solución inmediata al hacinamiento que sufren los profesionales y alumnos del Instituto de Educación Secundaria Valentín Turienzo de Colindres. La asociación reclama que no se demoren más las obras de ampliación previstas, que tendrían que estar listas para el próximo curso.

FACUA recuerda en un escrito enviado al organismo a instancias de su delegación territorial en Cantabria, que el centro fue construido para albergar a 300 alumnos y que actualmente recibe a alrededor de 560, que serán en torno a 600 el próximo curso.

Ante esta situación, los profesores se ven obligados a impartir clases en espacios como la biblioteca o el salón de actos, salas sin las características necesarias para este fin y que interrumpen el normal funcionamiento de los mismos. También en el laboratorio, que se utiliza para asignaturas que no requieren de estas instalaciones.

Según los datos del AMPA del Instituto, la Consejería ya se comprometió a ejecutar una ampliación del centro en 2015, sin que hasta la fecha se hayan iniciado los trabajos necesarios. FACUA considera imprescindible el compromiso de dicho organismo para evitar que se sigan produciendo unas anomalías por falta de espacio que puede repercutir en el correcto funcionamiento de las clases.

FACUA recuerda que el Real Decreto 732/1995, de 5 de mayo, por el que se establecen los derechos y deberes de los alumnos y las normas de convivencia en los centros, contempla que "los alumnos tienen derecho a utilizar las instalaciones de los centros con las limitaciones derivadas de la programación de actividades escolares y extraescolares y con las precauciones necesarias en relación con la seguridad de las personas, la adecuada conservación de los recursos y el correcto destino de los mismos" (artículo 29).

Ya somos 202.635