Ni el Ayuntamiento de Sevilla ni la Junta de Andalucía actuaron

Vodafone devuelve a un socio de FACUA 2.300 euros que le cobró por navegar pese a que tenía tarifa plana

Sufrió los cargos irregulares en 13 facturas de un servicio de internet móvil "sin límite de descarga" de Ono, ahora propiedad de la multinacional británica. Finalmente, ha recuperado su dinero 8 años después.

Vodafone devuelve a un socio de FACUA 2.300 euros que le cobró por navegar pese a que tenía tarifa plana

FACUA Sevilla ha conseguido que Vodafone devuelva a un usuario los 2.259 euros que le cobró tras facturarle durante más de un año consumos de internet móvil pese a que había contratado una supuesta tarifa plana a finales de 2008.

Carlos R.E. socio de FACUA Sevilla, contrató con Ono -entonces todavía independiente de Vodafone- su tarifa plana de internet móvil. Según la publicidad que le había remitido antes la compañía, con el servicio de "banda ancha móvil" mediante modem usb podría "disfrutar" de una navegacion "sin límites, sin horarios, desde cualquier lugar, sin límite de descarga".

Sin embargo, tras la contratación, el usuario comenzó a recibir cargos en concepto de "Tráfico Datos-Transmisión GSM", basados en supuestas descargas de datos que ni siquiera se correspondían con su consumo real -que en cualquier caso, debía estar incluido en su tarifa plana-. La excusa de la compañía es que su servicio ofrecía un máximo de 1 Gb de descarga, pese a que la publicidad del producto decía claramente que no había límites.

Carlos reclamó por teléfono a la compañia en numerosas ocasiones que corrigiese los cargos y, pese a que ésta le aseguró que así lo haría, en ningún momento rectificó.

El afectado recurrió durante estos años, aunque sin éxito, tanto a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Sevilla como a la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía para reclamar a la compañía telefónica los importes que le habían sido cobrados.

Inacción de las administraciones

La OMIC se limitó a decir al usuario que acudiera a los juzgados o a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones "en defensa de sus intereses", mientras que el organismo autonómico procedió a "inadmitir la solicitud de arbitraje" que Carlos presentó. En este caso, la Junta alegó que, dado que Vodafone lleva adherida al Sistema Arbitral de Consumo desde 2015 y la reclamación del afectado afectaba a irregularidades de 2009, no procedía aceptar su solicitud.

FACUA Sevilla lamenta que al plantear al usuario que no podía recurrir a un arbitraje, la Dirección General de Consumo no iniciara procedimiento ni investigación alguna para determinar si la operadora había incurrido en irregularidades en la facturación efectuada al usuario, e imponer en ese caso la correspondiente multa.

Ante la inacción de las administraciones, el afectado puso su caso en manos de FACUA Sevilla. Tras gestionar la asociación su reclamación, Carlos ha conseguido, por fin, y tras más de ocho años de reclamaciones y recursos, recuperar su dinero.

La asociación instó a Vodafone a que reintegrase al afectado todas las cantidades cobradas indebidamente desde febrero a agosto de 2009. La compañía respondió a FACUA Sevilla anunciando que "tras realizar las comprobaciones oportunas sobre los hechos que nos describen, hemos procedido a realizar un ajuste por un importe de 2.259 euros, que se ingresará en la entidad bancaria que Carlos R.E. nos ha facilitado".

Ya somos 202.635