Los recortes en la sanidad pública

Marea Blanca en Sevilla denuncia que el plan de verano del SAS no evita el cierre de un millar de camas

La plataforma, de la que forma parte FACUA Sevilla, advirtió hace semanas de que la reducción de plantillas por las vacaciones estivales obligaría al SAS, a causa de los recortes, a reducir los servicios.

Marea Blanca en Sevilla denuncia que el plan de verano del SAS no evita el cierre de un millar de camas

Marea Blanca en Sevilla denuncia que a pesar de las promesas de la Junta de Andalucía de que no se cerrarían camas hospitalarias durante los meses de verano, la realidad es bien distinta: Sólo en el Hospital Macarena se han cerrado casi 400 camas y lo mismo ha ocurrido con más de 630 camas del Virgen del Rocío, según los datos aportados por el PP y publicados por los medios de comunicación. Además, sólo 8 de los 32 centros de salud de Sevilla capital abren por la tarde en los meses de verano.

Marea Blanca en Sevilla, plataforma de la que forma parte FACUA Sevilla, ya advirtió hace unas semanas de que la reducción de plantilla durante el verano a consecuencia de las vacaciones estivales del personal, conllevaría, como había ocurrido en años anteriores, un empeoramiento del problema crónico de saturación que padecen algunos servicios hospitalarios, de manera especial las urgencias.

La plataforma viene denunciando desde hace tiempo el progresivo deterioro que sufren los servicios de Urgencias de los hospitales sevillanos a causa de un espacio insuficiente y, en ocasiones, poco apropiado, y a la altísima carga de trabajo que soporta el personal, que, a pesar de su encomiable esfuerzo y profesionalidad, es incapaz de evitar la saturación del servicio y que se produzcan demoras inaceptables en la asistencia que se dispensa a los usuarios.

La falta de camas hospitalarias retrasa los ingresos en planta de los pacientes, lo que obliga a éstos a permanecer en las Urgencias o en las unidades de Observación de los hospitales, que sufren un colapso permanente.

La Junta de Andalucía respondió a la denuncia de Marea Blanca en Sevilla negando que se fuera a producir recorte alguno en las plantillas y acusando a la plataforma, y a FACUA Sevilla, de generar una alarma social innecesaria, e inmediatamente anunció la contratación de más 17.500 profesionales para garantizar la atención sanitaria en verano, cifra que era, según la Junta, un 32% más que en 2016.

En cualquier caso, a la vista de los hechos, las contrataciones realizadas, que Marea Blanca en Sevilla desconoce si son las anunciadas o no, se han mostrado insuficientes para evitar el cierre de camas hospitalarias.

Por otro lado, Marea Blanca en Sevilla ha sabido que el SAS ha tenido serias dificultades para contratar personal, como consecuencia de su política de contrataciones: muchos de los profesionales que habían estado inscritos en la bolsa de trabajo han emigrado fuera de España hartos de contratos de sustitución por días que no les ofrecían la más mínima estabilidad.

Ya somos 204.689