La legislación es insuficiente

FACUA demanda mayores controles tras el accidente del Tren de la Mina en Madrid, con más de 30 heridos

La asociación insta a los afectados por el accidente a que reclamen indemnizaciones. Las cuantías dependerán de la gravedad de las lesiones y de los días de baja médica que éstas impliquen.

FACUA demanda mayores controles tras el accidente del Tren de la Mina en Madrid, con más de 30 heridos

FACUA-Consumidores en Acción pide a las autoridades comepetentes que extremen los controles de seguridad sobre las atracciones, tras el accidente que se ha producido en una montaña rusa en Madrid, que ha dejado a 33 personas heridas, algunas de ellas menores de edad.

En este caso, el accidente se ha producido en la atracción conocida como el Tren de la Mina del parque de atracciones de Madrid, cuando un convoy que debía haberse detenido ha impactado contra otro que estaba parado y lleno de pasajeros. El accidente se ha producido por un fallo, según las primeras hipótesis, en el sistema de frenado.

La del Tren de la Mina es la primera montaña rusa que incorpora gafas de realidad virtual en España, según la propia página web del Parque de Atracciones, aunque no son necesarias para acceder a la atracción. Entre otras cosas, porque la edad mínima para usarlas es de 13 años. El recorrido de la atracción se realiza en dos minutos y medio a lo largo de 450 metros. La capacidad máxima por hora es de 1.000 visitantes.

Las gafas de realidad virtual comenzaron a utilizarse hace justo una semana y FACUA advierte de que su uso genera una falsa sensación de realidad, que aisla al usuario del entorno real en que se encuentra, lo que puede favorecer las lesiones en caso de accidente, ya que los mismos no pueden prevenirse contra el potencial impacto.

La mayor parte de los heridos ha sufrido contusiones, mareos leves, latizagos cervicales y crisis de ansiedad, aunque algunos también traumatismos lumbares, torácicos y abdominales, a consecuencia del choque con la barra de seguridad. Entre los atendidos hay seis niños menores de 10 años, aunque ninguno de los heridos, tampoco los niños, se encuentra grave.

FACUA insta a los afectados por el accidente a que reclamen indemnizaciones. Las cuantías, que obviamente no serán las mismas para cada accidentado, serán mayores para quienes sufran determinados días de baja médica o secuelas como consecuencia de lo ocurrido. Es posible que las secuelas no aparezcan en las primeras horas y den la cara con posterioridad, como las que son consecuencia de latigazos cervicales, recuerda la asociación.

El accidente registrado en Madrid demuestra que los controles que se realizan en la actualidad no son suficientes. La atracción había superado pocas horas antes del siniestro su inspección diaria, según ha informado una portavoz del parque de atracciones a la Policía Local. A pesar de ello, no se ha podido evitar el accidente. La atracción, según la mencionada portavoz, citada por El País, había superado todas las inspecciones reglamentarias.

Las inspecciones de este tipo de atracciones corresponden, generalmente, a los ayuntamientos. Sin embargo, la normativa que lo regula es autonómica. FACUA insiste en la necesidad de una norma que establezca con carácter general mecanismos de control y supervisión. La asociación advierte de que la normativa que en la actualidad regula este tipo de actividades varía sustancialmente de una comunidad a otra y ello genera carencias graves.

El Defensor del Pueblo ya advertía en 2015 que "el marco legal de referencia dispone de unos criterios generales, sin especificar aspectos esenciales propios de la actividad señalada", y recomendaba "establecer un protocolo de revisión de atracciones de feria, que especifique los procedimientos destinados a estandarizar un sistema para verificar que quede acreditada la seguridad de las mismas".

Ya somos 204.121