La sanción podría alcanzar el 10% del volumen total de negocio

La Comisión Europea investiga un posible cártel de fabricantes de coches alemanes

Volkswagen, BMW, Audi y Porsche podrían haber llegado a un acuerdo para fijar los precios de los sistemas de tratamiento de las emisiones de sus vehículos diésel.

La Comisión Europea investiga un posible cártel de fabricantes de coches alemanes

La Comisión Europea está investigando la presunta existencia de un cártel de fabricantes alemanes de coches en colaboración con la autoridad alemana competente. "La Comisión Europea y la Bundeskartellamt han recibido información sobre esta materia que está ya siendo evaluada por la Comisión. Es prematuro aún especular más allá", ha informado el ejecutivo comunitario.

De demostrarse, las multas que fija la UE por este tipo de prácticas podrían alcanzar hasta el 10 por ciento del volumen total de negocio, considerado a nivel global.

La revista alemana Der Spiegel informó el viernes de que Volkswagen, BMW, Audi y Porsche podrían haber llegado a un acuerdo para fijar los precios de los sistemas de tratamiento de las emisiones de sus vehículos diésel, mediante la creación de comités industriales secretos.

Según una carta enviada a las autoridades de competencia alemanas, alrededor de 200 empleados de dichas compañías se reunieron en unos 60 comités industriales con la intención de discutir sobre aspectos como el desarrollo del vehículo, frenos, motores de gasolina y diésel, cajas de cambio y sistemas de tratamiento de los gases de escape.

Der Spiegel indicó que Volkswagen reconoció haber realizado posibles prácticas en contra de la ley de competencia del país en una misiva enviada a las autoridades de competencia del país el pasado 4 de julio.

Igualmente, los fabricantes discutieron sobre la elección de los proveedores para la fabricación de sus vehículos y también sobre el precio de las piezas. Además, desde 2006 las compañías también se reunieron en relación con el coste del sistema de tratamiento de los gases de los motores diésel AdBlue.

El documento recogido por Der Spiegel apunta, a su vez, que Volkswagen, Daimler, BMW, Audi y Porsche también abordaron el tema del tamaño de los depósitos del líquido destinado al tratamiento de los gases y acordaron la utilización de uno de pequeño tamaño, en lugar de opciones de mayor volumen que también estaban barajando.

Ya somos 202.635