Bio

Por qué comprar vino con tapón de corcho ayuda a la naturaleza

El tapón de corcho está siendo sustituido por tapones sintéticos, lo que ocasiona como efecto colateral que se pierda una rentabilidad básica para un ecosistema esencial del Mediterráneo: el alcornocal.

Por Ricardo Gamaza

Dicen los expertos que un vino que se precie tiene que llevar un buen tapón... Si hasta ahora el corcho era el material típico que se encontraba en las botellas de las grandes bodegas, de un tiempo a esta parte ciertos sectores del mercado están intentando que otros materiales sintéticos desplacen al corcho. Se trata de productos nuevos como son tapones de plástico, metálicos, de chapa, silicona? que están adquiriendo una cuota de mercado como tapamiento de los vinos. Estos tapones tienen problemas, además de que son menos respetuosos ambientalmente en su producción ya que requieren de procesos industriales.

La importancia del uso del tapón de corcho reside en que es la garantía de supervivencia para el ecosistema del que se extrae: el alcornocal. El hecho de que exista una industria del corcho obliga o favorece la existencia del monte alcornocal. Pero al mismo tiempo una buena gestión del monte alcornocal favorece que el producto que se obtiene cada vez sea mucho mejor, con lo cual el producto que se ofrece al consumo sea de mucha mayor calidad.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 50.640