La compañía de apuestas 'on line' BetOnSports cesa sus actividades en EE.UU.

Tras la detención de su ex presidente, el Gobierno ha solicitado una indemnización de 4.500 millones de dólares, la devolución del dinero de los apostantes de EE.UU. y el cese de las actividades de la compañía en el país.

El grupo de apuestas por Internet BetOnSports, que despidió a su presidente ejecutivo tras haber sido arrestado en el estado de Texas el mes pasado acusado de chantaje, ha anunciado que cerrará su negocio en Estados Unidos, país del que hasta ahora provenían la mayor parte de sus beneficios.

La compañía ha agregado que cesará sus operaciones desde Costa Rica y Antigua, donde estaba basado su negocio en EE.UU., ya que no ve viable continuar con el negocio debido a las restricciones impuestas al juego de azar on line y a los cargos que deberá afrontar en este país su ex presidente, David Carruthers.

BetOnSports ha asegurado que, siempre y cuando pueda convencer a los bancos y a las entidades de crédito para obtener un crédito, pagará todas las deudas con su personal y acreedores, y devolverá el dinero de sus cuentas a los consumidores estadounidenses.

Además, el equipo directivo ha asegurado que tomará las medidas necesarias para asegurarse de que la compañía no acepta apuestas de los consumidores estadounidenses.

David Carruthers, ex presidente de la compañía, fue detenido en julio por las autoridades estadounidenses en un aeropuerto de Texas cuando volaba de Gran Bretaña a Costa Rica, acusado de que su compañía no había pagado impuestos por valor de más de 3.300 millones de dólares.

Tanto él como otros siete acusados se han declarado inocentes de extorsión y otros cargos que les han sido imputados. El Gobierno estadounidense ha solicitado una indemnización de 4.500 millones de dólares, la devolución del dinero de los apostantes estadounidenses y el cese de las actividades de la compañía en el país americano.

Ya somos 190.311