La visita al archipiélago está limitada a 2.200 personas diarias

La sobreventa de billetes a las Islas Cíes vuelve a dejar en tierra a cientos de turistas

La Xunta tramita varias denuncias contra cuatro navieras por exceder el límite de viajeros durante al menos dos jornadas a principios de agosto. Algunos afectados estudian demandar a las empresas por estafa.

La sobreventa de billetes a las Islas Cíes vuelve a dejar en tierra a cientos de turistas

La venta de billetes por encima del cupo permitido para el archipiélago de Cíes (2.200 visitantes diarios) ha vuelto a dejar en tierra a cientos de turistas, que este lunes se aglomeraban en la estación marítima de Vigo, formando largas colas.

Según los propios afectados, empleados de las navieras Mar de Ons y Piratas de Nabia les trasladaron que no podrían embarcar con destino a las Cíes, a pesar de que muchos de ellos tenían sus billetes comprados por Internet desde hace semanas. Las empresas les plantearon como alternativa viajar a Ons, o bien la devolución del importe de los pasajes.

En la mañana de este lunes se vivieron algunos momentos de tensión entre los afectados y empleados de las navieras. Los primeros denunciaron que "en ningún momento" les habían puesto sobre aviso de que podrían quedarse en tierra por haberse superado el cupo de visitantes a estas islas del Parque Nacional Illas Atlánticas.

Es el caso de dos abogados madrileños, que sacaron su billete on line el pasado 8 de agosto y lo recogieron en las taquillas el pasado viernes, "sin que nadie avisara de que esto podría pasar". De hecho, han advertido de que, además de interponer la correspondiente reclamación en las oficinas de Mar de Ons, estudiarán presentar una denuncia en los juzgados "por si la empresa incurrió en una estafa".

Otro grupo de afectados, tres jóvenes procedentes de Guadalajara, y que también presentaron su reclamación, han denunciado que la suspensión de su viaje les ha acarreado numerosos inconvenientes. "Venimos de Caldas de Reis, hemos pagado peajes, gasto de gasolina, y ahora llegamos y nos ofrecen ir a Ons, cuando nosotros vinimos para ir a las Cíes", ha lamentado uno de ellos.

La tensión creciente y el malestar de los viajeros obligó a intervenir a agentes de la Policía Nacional, después de que una empleada de una de las navieras denunciara una supuesta agresión por parte de un afectado. El hombre negó dicha agresión, y los policías intervinieron para "calmar los ánimos", según confirmaron fuentes de Comisaría.

Por su parte, ni Mar de Ons ni Piratas de Nabia han dado explicaciones públicas, más allá de un comunicado emitido por la primera de las navieras el domingo, en el que asegura que estaba "atendiendo" a los viajeros afectados y que esperaría a conocer las "motivaciones" del Parque Nacional para limitar el cupo de visitantes.

Al margen de los motivos de la suspensión de viajes, tampoco las empresas han querido confirmar cuántos barcos han podido salir desde Vigo en dirección a Cíes. Algunos testigos presentes en la estación marítima han confirmado que Mar de Ons realizó un viaje a primera hora de la mañana, mientras que Nabia habría realizado otro, pero solo con campistas y trabajadores a bordo.

Este domingo, cientos de personas se quedaron en tierra por haberse superado el cupo de visitantes, y otras muchas, que llegaron a subir a los barcos, fueron llevadas de vuelta al puerto de Vigo sin llegar a desembarcar. La Xunta está tramitando varias denuncias contra cuatro navieras por exceder el límite de viajeros durante al menos dos jornadas a principios de agosto.

Ya somos 203.742