En España se han cancelado 520 vuelos con 98.000 pasajeros

FACUA cree que la sanción máxima prevista es ridícula frente al número de vuelos cancelados por Ryanair

La Ley de Seguridad Aérea fija la sanción más alta en 4,5 millones de euros, pero la asociación no entiende que Ryanair pueda ser multada con la misma cantidad si suspende 50 vuelos que si suspende 500.

FACUA cree que la sanción máxima prevista es ridícula frente al número de vuelos cancelados por Ryanair

FACUA-Consumidores en Acción considera que la multa que el Ministerio de Fomento contempla imponer a la compañía aérea Ryanair tras la cancelación de unos 2.000 vuelos hasta finales de octubre es ínfima en comparación con el alcance del daño y el número de afectados, que sólo en España rondarían los 98.000.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció la semana pasada la apertura de un expediente contra la compañía irlandesa que, en función de la valoración que la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa) haga de las infracciones cometidas, podría cerrarse con una sanción de hasta 4,5 millones de euros. "Las sanciones más graves", dijo el ministro, "pueden ascender hasta cuatro millones y medio de euros, pero le corresponde a Aesa establecer la gravedad".

Es la cifra que la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea, establece, en el artículo 55.2, para las infracciones muy graves, cuyas sanciones pueden oscilar entre los 250.001 euros y los 4,5 millones. Pero si se tiene en cuenta que Ryanair ha cancelado 520 vuelos con origen o destino en España y que cada uno de esos vuelos iba a transportar a 189 pasajeros (la compañía sólo tiene en su flota el modelo Boeing 737-800), hay que concluir que el número de afectados podría rondar los 98.000.

En este sentido, de imponerse a Ryanair la máxima sanción, la multa sería el equivalente a unos 46 euros por pasajero cuyo vuelo ha sido cancelado en España. FACUA entiende que la multa no estaría en consonancia con el daño causado por la compañía, ni aun en el caso de que el Gobierno optara por considerar la infracción como la más grave.

La asociación cree que la sanción a Ryanair no puede ser la misma, con independencia de si cancela 50 vuelos o 500. Por este motivo, FACUA entiende que el Gobierno debería plantearse si existe la posiblidad de considerar cada vuelo cancelado como una infracción e imponer, en tal caso, tantas multas como vuelos con origen o destino en España que hubieran sido cancelados, con la valoración que en su caso realice la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa).

La mayor parte de los vuelos afectados en España tenían origen o destino en Barcelona y Madrid, pero también se han visto afectados por la cancelación masiva de vuelos algunos con salida o llegada a otros aeropuertos, como los de Vigo, Santiago de Compostela, Ibiza, Palma, Lanzarote o Sevilla.

FACUA pide también sanciones por el trato a los afectados

La multa que Fomento imponga a Ryanair, por otro lado, no modifica en absoluto la obligación que tiene la compañía de devolver el precio íntegro de los billetes de los vuelos cancelados, así como la de abonar las compensaciones recogidas en el Reglamento Europeo CE 261/2004 para los vuelos cancelados con menos de dos semanas de antelación, y que se establecen, en función de la distancia que fuera a cubrir el mismo, entre 250 y 400 euros. Además, la compañía está obligada también a afrontar indemnizaciones por los desembolsos realizados por los consumidores con motivo de un viaje cancelado, y otras situaciones de carácter económico o moral que también se vieran afectadas.

En este sentido, FACUA pide al Ministerio de Fomento que abra también expediente contra la compañía Ryanair y la sancione por las numerosas irregularidades que está cometiendo para no pagar lo que le corresponde, intentando despistar a los usuarios ocultándoles información sobre sus derechos o dándoles una información tergiversada con la intención de que los afectados no reclamen.

Ya somos 203.992